Últimas noticias

Musgo y heno, vitales para el ecosistema

Musgo y heno, vitales para el ecosistema

Cadereyta, Querétaro, 26 de noviembre de 2019, Diario de Querétaro. – Es común el uso de musgo (Thuidium delicatulum y Hypnum amabile) y heno (Tillandsia usneoides) para adornar árboles de Navidad y nacimientos; sin embargo, muchos desconocen que ambas plantas resultan esenciales en los bosques para la captación de agua, por lo que su extracción ilegal reduce la biodiversidad.

En el país existen más de mil especies de musgo, la mayoría son pequeñas, con una tasa de crecimiento que se mide en milímetros o centímetros por año. Así es que es una planta que no se cultiva y tarda siete años en crecer.

Las distintas especies de musgo, representan un grupo muy antiguo considerado uno de los primeros que ocuparon la Tierra, su dependencia al agua se ha mantenido a lo largo de millones de años, aunque pueden sobrevivir en sitios muy secos, la humedad es necesaria para su reproducción.

La importancia del musgo también radica en la ayuda a la germinación de semillas de otras plantas. Además de que es un microecosistema, en él habitan más especies de plantas e insectos. En su hábitat, esta planta, que carece de tejido vascular o leñoso, ayuda a mantener la humedad del suelo y previene la erosión, además, es esencial para la filtración de agua hacia los mantos freáticos.

En el caso del heno, considerada una planta epífita, es decir, crece encima de otro vegetal usándolo como soporte pero que no lo parasita nutricionalmente, no es una plaga, vive en los árboles y también es un pequeño ecosistema que captura agua en menor cantidad.

Es importante destacar que la extracción de cualquier especie de bosques, incluido heno y musgo, es ilegal, si una persona desea explotar estos recursos se debe establecer una serie de requisitos y trámites estipulados en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.


Tags asignados a este artículo:
biodiversidad