Connect with us

Agropecuarias

Elige UNESCO proyecto hidropónico del CIBNOR para mitigar daño social por pandemia, en grupos más vulnerables

Published

on

La Paz, Baja California Sur, México.- La Unesco eligió al proyecto “Capacitación  técnico-ambiental de familias con carencia alimentaria agravada por la pandemia de COVID-19 en la operación de módulos hidropónicos de bajo costo para producción de frutas y verduras en La Reserva de la Biosfera El Vizcaíno”, para que se desarrolle un modelo de intervención en las comunidades en dicho territorio, que será operado por la Unidad Guerrero Negro del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR).

La responsable técnica del proyecto, Ing. Xóchitl Aguilar Murillo, dijo que esa institución ha trabajado por varios años en este sistema de bajo costo y muy versátil que puede ser adaptado a diversas condiciones físicas y climáticas para producir una diversidad de hortalizas, frutas, hierbas aromáticas y forrajes de buena calidad, además de obtener rendimientos muy superiores a los cultivados en suelo.

El proyecto fue propuesto en la convocatoria “Mitigación del Impacto de la Pandemia del COVID-19 en Reservas de Biosfera en Islas y Zonas Costeras” emitida por la Red Mundial de Reservas de Biosfera Islas y Zonas Costeras, a través de sus secretarías en las Reservas de Biosfera de Menorca (España) y en la Isla de Jeju (República de Corea) y el Programa sobre El Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO.

Explicó que esta técnica de producción se puede emplear con gran facilidad en huertos familiares de traspatio y puede ser aprovechada por la sociedad en general. “Los resultados han sido excelentes, y por esta razón sometimos esta propuesta en una convocatoria de concurso internacional que realza el aspecto social, económico y ambiental”, reportó.

Para ello, se contempla la capacitación para la producción de alimentos a un sector social que la ciencia y la tecnología, deben favorecer. Implica que se mejore la dieta alimenticia y nutricional a través del consumo de hortalizas frescas, lo que, al tiempo, genera ingresos económicos con los excedentes de la producción.

Estas tareas propician el ahorro familiar, al cultivar sus propios alimentos, los que pueden ser conservados al ser envasados para su comercialización. Simultáneamente, se busca que, al realizar las actividades del huerto, se propicie un entorno de convivencia familiar.

El Dr. David Raúl López, coordinador de la Unidad Guerrero Negro comentó: “Para el Cibnor, este proyecto significa una importante acción de solidaridad institucional, ya que la pandemia por COVID-19 nos ha enseñado hasta ahora, que las sociedades que se están adaptando más eficientemente a la crisis, no son las de mayor tecnología o nivel educativo, sino aquellas que cuentan con instituciones empáticas, humanitarias, que le tienden la mano a quien las creó y las financia”.

Xóchitl Aguilar Murillo agradeció los apoyos del presidente municipal del ayuntamiento de Mulegé, José Felipe Prado Bautista, y al subdirector de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno (REBIVI), Ing. Celerio Montes García, por los apoyos para concretar el proyecto.