Home > México > Agropecuarias > La moringa, una maravilla natural en medicina y alimentos

La moringa, una maravilla natural en medicina y alimentos

Ciudad de México, México, 12 de enero de 2022, México Ambiental.- La moringa (Moringa oleífera) posee una gran diversidad genética que le permite sintetizar compuestos de interés en la parte alimenticia y medicinal. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la ubica entre las seis mejores especies a nivel mundial por sus cualidades y propiedades, aseguró el doctor Rafael Ruiz Hernández, beneficiario de las Cátedras y Estancias de Investigación Especializadas del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (COMECYT) del Gobierno del Estado de México (EDOMEX).

 

El investigador presentó los avances de su proyecto Evaluación, aporte nutricional y diversidad genética en cultivos de Moringa oleifera provenientes de diferentes estados de México, que desarrolla en la Unidad Lerma de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

“Esta planta originaria del noroeste de la India fija 50 gigatoneladas de bióxido de carbono –30 veces más que un pasto común– y tiene una plasticidad agroecológica demasiado grande que le permite resistir la sequía, lo cual lo hace un cultivo prometedor. Además, tiene tres veces más potasio que el plátano, 20 aminoácidos –18 en su hoja– lo que ha provocado un boom y más reintroducciones al país que están incrementando su diversidad genética”.

 

Como parte de la investigación asesorada por el doctor Adolfo Armando Rayas Amor, explicó que hizo un listado para ubicar geográficamente cultivos en distintos estados del sureste de la república, además de la elaboración de un modelo de distribución potencial que permite establecer cuál es el área prioritaria donde se puede plantar.

 

Recordó: “Al hacer un muestreo a nivel nacional se seleccionaron cinco cultivares de zonas tropicales para ser establecidas en el invernadero de la Unidad Lerma, después se evaluaron cada semana durante un periodo de siete meses para identificar qué material es el más prometedor para ser plantado y aclimatado en valles altos”.

 

El doctor Ruiz Hernández, dijo que al conocer la diversidad genética que se obtiene a través de marcadores moleculares y su composición nutricional se podrían activar genes que están dormidos y que no se utilizan para poderla aclimatar a zonas con climas extremos como Toluca.

 

“La moringa puede tener hasta 40 por ciento de proteína en una comunidad vegetal de selva baja caducifolia y estará enfocada a resistir o amortiguar el estrés ocasionado por la alta temperatura, pero en un lugar frío la proteína que se va a sintetizar estará asociada más a cuestiones estructurales y composición bioquímica en la hoja”, reveló.

 

El investigador aseguró que su popularidad se ha incrementado en los últimos diez años y en México ha habido múltiples reintroducciones desde 1920, lo que ha originado que existan diferentes materiales que deben ser evaluados tanto a nivel morfológico, como molecular con tecnología de mayor profundidad.

 

Y explicó: “Hoy sabemos que la nutrigenómica es una herramienta muy importante que nos puede servir para la alimentación, sobre todo porque sirven como factores que regulan la expresión de genes que pueden activar o inhibir alguna enfermedad crónica; lo que estamos haciendo con esta cátedra es abrir nuevas investigaciones a partir de una sola especie”.

 

El doctor Mariano García Garibay, rector de la Unidad Lerma de la UAM, subrayó la relevancia de las Cátedras y Estancias de Investigación Especializadas COMECYT EDOMEX que otorgan apoyo monetario a especialistas para realizar una estancia de investigación académica, científica y o tecnológica en instituciones de educación superior, centros de investigación o instituciones públicas asentadas en el Estado de México, con la finalidad de generar, fortalecer, consolidar e intercambiar conocimientos científicos y tecnológicos.

 

Uno de los objetivos importantes del Departamento de Ciencias de la Alimentación y la Licenciatura en Ciencia y Tecnología de los Alimentos es analizar los aspectos de la nutrición de manera holística y creo que este proyecto es un claro ejemplo de esta integración que se hace desde la producción primaria trabajando en el invernadero hasta ver los efectos que eventualmente puede tener este producto para el consumidor, incorporándolo en comida o buscando efectos en la nutrigenética y en la nutrigenómica, dijo.

 

El doctor Gustavo Pacheco López, director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de dicha sede académica, resaltó que ésta cuenta con dos plataformas de investigación y docencia avanzadas: el invernadero y el bioterio, “de tal forma que se tiene esta capacidad y diversidad para poder desarrollar investigaciones de vanguardia a través de modelos vegetales y animales; con este proyecto veo a la agricultura de precisión no como un sueño, sino como una realidad”.

 

En el programa Jóvenes Emprendedores e Innovadores, el alumno Miguel Ángel Domínguez González presentó y obtuvo financiamiento para su proyecto Producción de Biofertilizantes orgánicos con una alta concentración de microorganismos benéficos para prevenir plagas y mejorar la nutrición de las plantas.

 

You may also like
Así se ve la minería en México
Documental Tolvanera de A.R. Melgoza
Arrecia huracán Kay y podría impactar Punta Eugenia, en BCS
Propuestas para sortear las falsas soluciones a la crisis climática en América Latina

2 Responses