Últimas noticias

Especies de mar protegidas por la CITES

Especies de mar protegidas por la CITES

Ciudad de México, México, 2 de agosto de 2018, México Ambiental.- La reglamentación del comercio de vida silvestre de la conservación parecía trivial en el debate de las naciones hace sesenta años. Hoy es irrefutable. El tráfico ilegal de especies de flora y fauna aporta miles de millones de dólares, pero impacta gravemente a cientos de millones de especímenes de flora y fauna, incluidas, por supuesto, las especies marinas de todas las latitudes.

Las cifras más recientes del tráfico ilegal de vida silvestre revelan que lejos de inhibirse, existe un crecimiento exponencial de esas actividades ilícitas, como lo evidencian las estadísticas de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES).

Por rebasar las fronteras entre países, el comercio de animales y plantas silvestres planteó la necesidad de cooperación internacional, y la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) puso en marcha la CITES, en 1975, con carácter vinculante, hoy conformada por 183 partes, que ofrece diversos grados de protección a más de 35,000 especies de animales y plantas marinas y terrestres.

Estas especies protegidas, sus partes y derivados, están incluidas en alguno de tres apéndices de la CITES, según el grado de amenaza por el comercio internacional. A veces, algún apéndice integra grupos enteros como los cetáceos (ballenas, marsopas y delfines), tortugas marinas y corales, e individuales, como los mejillones.

El Apéndice I incluye todas las especies en peligro de extinción, cuyo comercio se autoriza solamente bajo circunstancias excepcionales. El Apéndice II incluye especies que no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, pero cuyo comercio debe controlarse a fin de evitar una utilización incompatible con su supervivencia y, el Apéndice III incluye especies protegidas al menos en un país, el cual ha solicitado la asistencia de otras Partes en la CITES para controlar su comercio.

La CITES protege a muchas especies marinas, entre ellas:

Apéndice I. Lobos marinos, rorcuales, ballenas, delfines y marsopas (entre ellas la vaquita marina), cachalotes, manatíes, dugongos, tortugas, esturiones, peces como la Totoaba macdonaldi, y equinodermos como el pepino de mar, además de una gran variedad de aves marinas.

Apéndice II. Focas, ballenas de aleta y ballenas verdaderas, tiburones, tiburones ballena, rayas y mantas, peces sierra y anguilas, así como diversas aves marinas y también corales y anémonas de mar.

Apéndice III. Tortuga marina serpentina, corales rojos, negros y rosados y anémonas de mar.


Tags asignados a este artículo:
CITESEspecies protegidasUICN