Home > México > Biodiversidad > A cinco meses, sigue incógnita por muerte de peces en estero El Chupadero de Tecomán, Colima

A cinco meses, sigue incógnita por muerte de peces en estero El Chupadero de Tecomán, Colima

Colima, Colima, México, 19 de febrero de 2024, México Ambiental.- La muerte de miles de peces de diferentes especies en el manglar del estero El Chupadero, en el municipio de Tecomán en Colima en septiembre de 2023, alarmó a pescadores. Se dijo originalmente que se debió a falta de oxígeno disuelto. Incluso se habló de ecocidio. Los pescadores denunciaron la responsabilidad de granjas camaroneras que vierten aguas residuales de producción, sin tratamiento. Hoy, A cinco meses de este episodio, se desconocen las causas y el estado actual de este ecosistema de agua salobre. Y aunque el Imades, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y la Conagua se habían comprometido a investigar, no lo hicieron y tampoco notificaron a los pescadores ni a la sociedad.

 

En este sitio, además de actividades de turismo de la naturaleza, se practica la pesca de lisa, robalo, pargo, y otras especies de estero. La afectación es muy grave para la economía de la comunidad de pesca.

 

Aquella ocasión, el Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Imades) y la Subsecretaría de Desarrollo Rural (Subseder), ambas del Gobierno del Estado de Colima, en un escueto comunicado de prensa de cuatro párrafos, consideraron que la mortandad, se debió “… a la falta de oxigenación en este cuerpo de agua, pero se continuará investigando”. Este texto fue reproducido por casi todos los medios locales de Colima y algunos nacionales, pero nadie le dio seguimiento. O no hasta ahora.

 

En dicho comunicado, informan que este agotamiento del oxígeno se le denomina hipoxia ambiental, que puede ser generada por diferentes factores, “… como la sequía, aumento de algas en el estero, incremento de peces (en este caso lisas) o el aumento de la temperatura del agua”.

 

Adelantaron que “… la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizará una investigación para desechar cualquier posible agente contaminante en el agua”, y concluyeron que, durante las visitas al estero, “… los pobladores comentaron que la muerte de peces es un hecho que ha ocurrido durante los últimos años de forma recurrente y que en esta ocasión lo pudieron percibir desde el 18 de septiembre” de 2023.

 

La realidad es que, a cinco meses del episodio, y frente a la alta demanda de servicios en el sitio por las vacaciones de Semana Santa, nadie sabe nada. Y ni instituciones de medio ambiente ni el propio Gobierno de Colima se han referido al suceso. Todo es silencio.

 

 

You may also like
Dos tercios de del territorio mexicano presentan algún grado de erosión, afirman especialistas
Concurso de Ilustración Científica del IX Congreso de Ecología
Día Internacional de la Preservación de los Bosques Tropicales, 26 de junio
𝐒𝐚𝐫𝐠𝐚𝐳𝐨, 𝐜𝐚𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐚𝐠𝐮𝐚 𝐲 𝐩𝐚𝐬𝐭𝐨𝐬 𝐦𝐚𝐫𝐢𝐧𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐞 𝐝𝐞𝐥 𝐦𝐨𝐧𝐢𝐭𝐨𝐫𝐞𝐨 𝐚𝐦𝐛𝐢𝐞𝐧𝐭𝐚𝐥 𝐞𝐧 𝐩𝐥𝐚𝐲𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐐𝐮𝐢𝐧𝐭𝐚𝐧𝐚 𝐑𝐨𝐨