Connect with us

Biodiversidad

Colonias de mariposa monarca (Danaus plexippus) ocupan 2.10 Ha. de bosque, ¼ parte menos que en 2020

Published

on

Ciudad de México, México, 3 de marzo de 2021, México Ambiental.- Sin considerar factores locales, como la tala ilegal, la pérdida de biodiversidad, el cambio de uso de suelo forestal para urbanización y huertas de aguacate, y los pocos recursos gubernamentales para distribuir entre quienes cuidan el bosque, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Alianza WWF- Fundación Telmex Telcel, informaron que la presencia de la mariposa monarca (Danaus plexippus) en los bosques  mexicanos de hibernación, se redujo un 26% en diciembre pasado, al ocupar 2.10 hectáreas (ha) frente a las 2.83 ha reportadas en el mismo mes de 2019.

En cambio, atribuyeron esta reducción de la densidad a fenómenos complejos y globales como el cambio climático, y cambio de uso de suelo y reducción de algodoncillos en sus lugares de reproducción, lo que, dice, ”… afecta el proceso de migración del lepidóptero”.

El bosque de la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca (RBMM) donde el lepidóptero establece las principales colonias de hibernación registró, entre marzo de 2019 y marzo de 2020, una degradación de 20.26 ha, cuatro veces más respecto a 2018-20l9 cuando se degradaron 5 ha, revelan dos estudios de la Alianza WWF- Fundación Telmex Telcel, la Conanp y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En esta temporada 2020-2021, gracias al esfuerzo de monitoreo ciudadano que realiza el Programa “Correo Real” de PROFAUNA, AC, desde hace 25 años, se registraron las primeras mariposas monarca ingresando a México el 19 de septiembre en el Parque Braulio Fernández a orillas del Río Bravo en Acuña, Coahuila, siendo este el primer registro de la temporada el cual es un suceso extraordinario debido al ingreso temprano de este insecto a nuestro país. El primer registro de las mariposas monarca llegando a sus santuarios el 28 de octubre de 2020 en el Santuario Sierra Chincua.

De acuerdo con el reporte del monitoreo de colonias, durante la segunda mitad de diciembre de 2020 se registraron nueve colonias de mariposas Monarca —dos en Michoacán y siete en el Estado de México— con una ocupación total de 2.10 ha de bosque.

Se observó que cinco colonias (1.32 ha) se ubicaron dentro de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca (RBMM) y cuatro (0.78 ha) fuera de ella, pero que pertenecen a la Región de la Monarca. La colonia más grande (0.73 ha) se estableció en el ejido El Rosario (santuario Sierra Campanario) y la colonia más pequeña (0.01 ha) se localizó en el ejido San Joaquín Lamillas; por tercera ocasión se registró la colonia de Ojo de Agua (santuario Peña Ahumada) con una ocupación de 0.02 ha. Por su parte, la colonia de Atlautla, que se encuentra fuera de la Región de la Monarca, en una comunidad aledaña al Parque Nacional Iztaccihuatl-Popocatepetl, ocupó 0.08 ha de bosque.

La Conanp dio a conocer el registro una nueva colonia de mariposa monarca, ubicada en la comunidad de San Bartolo del Progreso, estado de México el día 20 de febrero de 2021 por personal de la Conanp en coordinación con pobladores locales, corroborando los reportes de mariposa monarca sobre volando la región, incluyendo algunas observaciones históricas en las cercanías del Parque Nacional Lagunas de Zempoala. De acuerdo con el monitoreo de mariposa monarca que se realiza en México, es oficialmente el primer el registro de esta colonia en reportarse, aunque existen argumentos de pobladores locales de su presencia desde hace muchos años, sin precisar.

Adicionalmente al cambio de uso de suelo y a la reducción de algodoncillos en sus lugares de reproducción en Estados Unidos registradas en los últimos años, el cambio climático tuvo un impacto considerable en el proceso de migración de la Monarca. Durante la primavera y verano del año 2020 las variaciones climáticas en el sur de Estados Unidos no fueron favorables para el florecimiento del algodoncillo y el desarrollo de los huevos y las larvas. Esto limitó la reproducción de la población de monarcas, con un impacto en la generación migrante, lo que originó una reducción en la población de este insecto en toda Norteamérica y, en consecuencia, una menor ocupación en los bosques mexicanos durante su hibernación.

Jorge Rickards, director general de WWF México, señaló que, aunque esta mariposa no está en peligro de extinción, si está en riesgo su proceso migratorio, por lo que urgió a los gobiernos, la comunidad científica y a la sociedad civil de México, Estados Unidos y Canadá a que refuercen sus tareas, cada en uno en su ámbito, pero con un enfoque común. “Las mariposas monarca nos muestran como el trabajo individual, en este caso, la migración, se puede convertir en un ejercicio colaborativo excepcional, cuando todas estas migrantes se agrupan en los bosques para hibernar juntas y amortiguar el clima”.

El análisis sobre la cobertura forestal en la RBMM detectó a la tala clandestina como principal causa de la degradación del bosque en la zona núcleo. El ejido de Crescencio Morales y las Comunidades Indígenas de Nicolás Romero y de San Felipe de los Alzati sufrieron la mayor afectación por esta causa respectivamente, con 6.71, 2.13 y 1.87 ha. La degradación correspondió también a la caída de árboles por viento y sequía, así como por las actividades de saneamiento, debido a las tareas para combatir plagas forestales.

Con relación a la visitación turística, en la temporada anterior (2019-2020) se obtuvo el registro más alto en el histórico de la visitación con 490,000 personas en 7 paradores turísticos. Durante la temporada 2020-2021, debido al pandemia del COVID-19 permanecieron cerrados los paradores de La Mesa, Capulín y Macheros en el Estado de México y Senguio, en Michoacán; solo manteniéndose abiertos al público los santuarios de El Rosario y Sierra Chincua en Michoacán y Piedra Herrada en Estado de México durante diferentes periodos: 18 de noviembre de 2020 – 31 de enero de 2021 y 6 de febrero de 2021-hasta la conclusión de la temporada. Con estos periodos se ha reportado una afluencia de 80,000 personas aproximadamente hasta el momento lo que representa el solo un 16% de la visitación en comparación con la registrada en la temporada anterior.

México, Canadá y Estados Unidos, forman parte de la ruta migratoria de la Monarca y son conscientes de los principales desafíos que enfrenta: i) la reducción de su hábitat en los sitios de reproducción por la disminución del algodoncillo en Estados Unidos; ii) el cambio de uso del suelo en Estados Unidos y México; iii) la degradación forestal en los sitios de hibernación en México, y iv). las condiciones climáticas extremas en las tres naciones. El llamado, que hoy tiene carácter de urgente, es a redoblar esfuerzos para enfrentar juntos todas las situaciones que amenazan su travesía y reproducción.

Dentro de las colonias de hibernación, aun se presentan diversas amenazas y problemáticas como la tala ilegal, el cambio de uso del suelo para cultivo de aguacate, turismo no planificado y la ganadería, que están siendo atendidas mediante el fortalecimiento de diversas acciones como la capacitación a prestadores de servicios turísticos, el establecimiento permanente de la Guardia Nacional, la investigación, entre otras.

La Alianza WWF-Fundación TELMEX Telcel colabora con la CONANP para monitorear sistemáticamente la hibernación de la Monarca desde 2004, y se unen al Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para analizar los cambios en la cobertura forestal en la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca con el fin de contar con bases científicas que apoyen la implementación de la estrategias de conservación en beneficio de la especie, los ecosistemas y del ser humano.

WWF tiene 17 años midiendo la superficie de bosque ocupada por las mariposas durante su hibernación, así como realizando el monitoreo de las condiciones del bosque de la Reserva. También ha trabajado en la creación de estrategias de conservación mediante la promoción, seguimiento y robustecimiento de proyectos sustentables que cuentan con la participación y apoyo de las comunidades.

La zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, que cuenta con 13,551 ha protegidas, fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como un Bien de Patrimonio Mundial Natural. La reserva ofrece refugio a 132 especies de aves, 56 de mamíferos, 432 de plantas vasculares y 211 de hongos. Las cuencas de la región infiltran agua al Sistema Cutzamala para más de 4.1 millones de personas en 13 alcaldías de la Ciudad de México y 14 municipios del Estado de México, a la vez que genera oxígeno.