Home > México > Desarrollo sustentable > Por su estructura, es imposible que la Ciudad de México sea sustentable: expertos de la UAM

Por su estructura, es imposible que la Ciudad de México sea sustentable: expertos de la UAM

Ciudad de México, México, 21 de abril de 2018, México Ambiental.- Debido a su actual estructura institucional, la Ciudad de México no podrá responder a los retos que enfrenta en términos de sustentabilidad no obstante los principios en esta materia descritos en la constitución capitalina, sostuvieron los doctores Francisco Javier Dorantes Díaz y Rafael Calderón Contreras, en el Foro La Constitución de la Ciudad de México; retos y realidades.

 

Calderón Contreras, investigador del Departamento de Ciencias Sociales de la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmó ayer en la mesa dedicada a la Ciudad sustentable que es imposible pensar que la urbe puede ser sustentable, porque el modelo teórico de ese concepto “es erróneo y problemático por definición”.

 

El diseño de la constitución política de la metrópoli “sigue una tradición muy mexicana”, pues en su proyecto puede ser considerada de avanzada, pero en la aplicación enfrenta dificultades que hacen que dicha política expresada en el texto legislativo “no tenga sentido”.

 

El contexto político, económico, social y cultural de la capital permite pensar que aunque la política pública esté esbozada con las mejores intenciones y modelo posible, la implementación siempre va a ser un problema.

 

Las principales leyes que se relacionan con la sustentabilidad en México están basadas en una teoría del equilibrio ecológico, que desde los años 70 del siglo pasado ha sido refutada, además de que “los que hacemos trabajo ecológico sabemos que ningún sistema socioecológico tiende al equilibrio”.

 

El modelo teórico que fundamenta la idea de la sustentabilidad en la Constitución de la Ciudad de México sigue esa tradición y “no podemos seguir pensando en esos esquemas cuando no funcionan y no tienen aplicación”.

 

Calderón Contreras aseguró que las nuevas posturas teóricas de la sustentabilidad implican trabajar en otros modelos y, en ese sentido, una legislación “debiera considerar que no hay nada ecológico que esté fuera de lo social y no hay nada social que esté fuera de lo ambiental”.

 

Una Constitución trata de regir el comportamiento de las personas, por lo tanto la manera como éstas se comportan en sociedad está cercanamente relacionado con lo que establece la Carta Magna, sin embargo tal como está diseñada “no asegura un cambio en actitudes en favor de la sustentabilidad”.

 

El diseño legislativo debería pugnar por modificar esas actitudes que ponen en peligro la aplicación de la sustentabilidad en términos empíricos, por lo que “el problema es tanto conceptual como de aplicación”.

 

El doctor Dorantes Díaz, ex profesor, invitado por la Unidad Azcapotzalco de la UAM en el área de Teoría y filosofía del Derecho, dijo que buena parte de la constitución está inmersa en una controversia, tal es el caso de los conceptos rectores, entre los que se halla el de sustentabilidad.

 

La Carta Magna de la Ciudad de México otorga facultades sobre uso de suelo a las alcaldías y basta imaginar lo que sucederá “cuando cada regidor tenga su propio criterio para esta situación en la metrópoli”, eso se convertirá en un problema que deberá plantearse, consideró el autor de diversas publicaciones en teoría del derecho.

 

Otra de las razones por las que no se puede hablar de una ciudad sustentable, además de las competencias de las alcaldías en el desarrollo urbano, es el relacionado con los derechos de los pueblos indígenas, pues en el artículo 59 se hace referencia a que estas comunidades ejerzan sus sistemas normativos en la regulación de sus territorios.

 

Es decir que “no solamente habrá una planeación de la urbe en el ordenamiento sustentable, sino que también las delegaciones y ahora cada pueblo indígena va a decidir cómo ordena su espacio”; se trata de principios que no logran la sustentabilidad, “por más que queramos a los pueblos originarios”, sostuvo.

 

El especialista condenó que por ataques mediáticos y la presión económica de las inmobiliarias, la regulación de las plusvalías no se encuentre en la constitución, pues “una metrópoli que no regula este aspecto no puede ser sustentable”.

 

La Carta Magna capitalina tiene contradicciones no sólo conceptuales, sino también institucionales y pragmáticas en la materia.

 

La siguiente sesión del Foro La Constitución de la Ciudad de México; retos y realidades tratará sobre Pueblos originarios y derechos en la Ciudad de México y se llevará a cabo el próximo jueves 26 de abril, a las 16:00 horas, en el Centro de Difusión Cultural Casa Rafael Galván de la UAM, ubicado en Zacatecas 94, colonia Roma.

You may also like
Farmacogenómica, pieza clave en la medicina contra padecimientos mentales
La vida es cosa de cuatro dimensiones: nuevas tecnologías para el estudio de la forma de los corales
Fijará posición UAM por asesinato de ambientalista Álvaro Arvizu Aguiñiga en Centro para la Sustentabilidad de la Sierra Nevada Incalli Ixcahuicopa
#Reciclatrón 2023 en la Ciudad de México