Connect with us

Desarrollo sustentable

Crecimiento y medio ambiente, una ecuación negativa para el planeta: ONU

Published

on

Nueva York, ONU, 3 de marzo de 2021, México Ambiental.- La economía mundial se multiplicó casi por cinco en los últimos cincuenta años, pero ese crecimiento tuvo un costo enorme para el medio ambiente. Ahora, las naciones tienen que evaluar cuál es el verdadero beneficio después de sumar y restar esos factores para lograr un futuro sostenible para las sociedades. Y en eso, ya trabaja la ONU para contar con un instrumento que permite hacer ese cálculo, informó António Guterres, el secretario general de la organización.

En este marco, llamó a incluir el “valor real” de la naturaleza en las políticas y decisiones económicas, y para ello existe un nuevo marco estadístico que mide la prosperidad económica y el bienestar humano incluyendo las aportaciones de la naturaleza: el Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica Integrada.

La oportunidad de alcanzar un futuro sostenible pasa porque las naciones empiecen a sopesar el coste de los beneficios económicos en relación con los daños causados al medioambiente, advirtió Guterres.

El titular de la ONU acudió a los datos estadísticos para argumentar su razonamiento al destacar que el crecimiento económico durante los últimos cincuenta años se multiplico casi por cinco, pero que el medio ambiente tuvo que pagar un alto costo por ello.

“Los recursos naturales no aparecen en los cálculos de riqueza de los países. El sistema actual se orienta en favor de su destrucción, no hacia su preservación”, afirmó.

Debido a esta delicada situación pidió “… transformar nuestra forma de ver y valorar la naturaleza” incluyendo su auténtico precio “… en todas nuestras políticas, planes y sistemas económicos”, ya que si actuamos de este modo “… la inversión podrá destinarse a actuaciones que sirvan para proteger y restablecer la naturaleza.

“Las ganancias serán innumerables”, destacó el titular de la ONU en la Comisión de Estadística de la ONU, donde se delibera sobre un nuevo marco estadístico para medir la prosperidad económica y el bienestar humano, que incluya las aportaciones de la naturaleza.

Este importante marco, denominado Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica Integrada, va más allá de la típica medición del producto interior bruto (PIB), y, según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, permite incluir en los informes económicos el “capital natural” como los bosques, los océanos y otros tipos de ecosistemas.

Además, este modelo contable también sirve para lograr una mejor respuesta a las emergencias medioambientales, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

UNDP Cuba. Muchos de los bosques de maglar en Cuba están degradándose.

“Hemos tratado a la naturaleza como si fuera gratis y sin límites. Por tanto, la hemos degradado y usado sin ser plenamente conscientes de lo que hacíamos y de lo mucho perdíamos en el camino”, afirmó Elliott Harris, subsecretario general de Desarrollo Económico y Economista Jefe de la ONU.

Harris afirmó que el nuevo marco “…. permitirá observar cómo las actividades económicas pueden afectar a nuestros ecosistemas, cómo nos afecta la presencia de la naturaleza y cómo podríamos cambiar nuestras actividades para alcanzar la prosperidad y sin dañar o destruir la naturaleza en el proceso”.

El nuevo marco se debatirá en la 52ª sesión de la Comisión de Estadística de la ONU, organizada por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Organización, y adoptará la medida, siempre y cuando no haya objeciones, en un plazo de 72 horas a partir del viernes 5 de marzo.

Creada en 1947, la Comisión de Estadística es el máximo órgano de decisión de la ONU de este tipo de registros en el ámbito internacional, se encarga de establecer normas estadísticas y desarrollar conceptos y métodos, incluida su aplicación a nivel nacional e internacional.

La Comisión suele reunirse anualmente en marzo durante cuatro y cuenta con la participación de los jefes de estadística de los Estados miembros de la ONU, expertos, responsables políticos y la sociedad civil.

Debido a la pandemia de COVID-19, este año la sesión se celebrará en un formato virtual reducido que consiste en cuatro reuniones informales de dos horas, del 1 al 3 y el 5 de marzo.

Banco Mundial. Un grupo de mujeres dedicadas al campo de la estadística procesan datos para su análisis en Turkmenistán.