Búsqueda

Socializar

Últimas noticias

Comprueban científicos extinciones masivas de anfibios en América, debido al cambio de hábitat y enfermedades

Comprueban científicos extinciones masivas de anfibios en América, debido al cambio de hábitat y enfermedades

Ciudad de México, México, 31 de mayo de 2018, México Ambiental.- La densidad de la población mundial de anfibios –en México existen 360 especies– se ha reducido drásticamente debido a la destrucción de su hábitat y la aparición de enfermedades emergentes, alertaron José Antonio Ocampo Cervantes y Erika Servín Zamora, responsable y encargada del programa sanitario de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) del Centro de Investigaciones Biológicas y Acuícolas de Cuemanco (CIBAC) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Y ya se presentan extinciones masivas en toda América.

Los efectos negativos en las diferentes especies de anfibios en México no aparecen tan evidentemente por lo que “pareciera no pasar nada”. Sin embargo los científicos consideraron que en nuestro país son pocos los estudios sobre las condiciones de vida de estos animales, que por su cantidad lo ubican en el cuarto lugar global. Aún falta mucha investigación. Ahora se sabe, por ejemplo, que a las secuelas por el daño medioambiental en los sitios donde residen se suman los ataques de quitridiomicosis y ranavirus, males provocados por un hongo y un virus, en cada caso, que casi los han extinguido en ciertas áreas.

Un ejemplo clásico global de esta situación son las comunidades de las especies ranita dorada, que habita en Panamá; chicken frog, establecida en territorios de América Central; y venenosa o dardo, que habita en Sudamérica. En las tres se ha registrado una disminución severa en la densidad de individuos. La rana Moctezuma, nativa del Valle de México, “… prácticamente no se ha visto más” derivado de los cambios en el uso de suelo y la introducción de ejemplares exóticos que ponen en peligro su existencia.

La situación es grave porque “… son extinciones masivas y podría decirse que todo el grupo taxonómico está en riesgo”, ya que los padecimientos se han diseminado en zonas tropicales del planeta con la contribución involuntaria de los seres humanos, que han dispersado el hongo debido a la facilidad con la que viaja en zapatos o guantes utilizados “… por los científicos para manipularlos y analizarlos, entre otros mecanismos de transmisión”.

Al introducirse entre las células de la piel, este hongo provoca un desequilibrio electrolítico en el organismo del animal, iniciando un proceso de deshidratación que lo conduce a una muerte casi inmediata, detalló la médico veterinaria zootecnista Servín Zamora sobre una enfermedad contagiosa y fulminante. Lo más grave es que este patógeno está presente en al menos 500 de las mil 300 especies que pueblan la Tierra.

Reveló que los anfibios juegan un papel ecológico significativo porque indican la salud del ecosistema natural, por lo que la afectación de las poblaciones indica “… que el medio ambiente está alterado”. Otros factores dañinos son la fragmentación del hábitat y la falta de alimento, sobre todo por la introducción de fauna invasora que compite por la comida.

Influyen además la contaminación y el cambio climático, ya que las modificaciones bruscas de temperatura hacen que esa clase de vertebrados sea más susceptible a ciertos males o que no pueda adaptarse a las nuevas condiciones atmosféricas, ante lo cual es indispensable una mayor conciencia sobre la relevancia de su conservación, en virtud de las funciones notables que brindan al controlar en la cadena alimenticia a los insectos que en muchas ocasiones son vectores de infinidad de afecciones, por lo que son necesarios incluso para la salud humana.

A escala internacional operan asociaciones y grupos preocupados por la protección de los anfibios. Una de las más grandes es Amphibian ark o Arca de los anfibios que enfoca su misión de garantizar la supervivencia y la diversidad de aquellos en riesgo en su entorno natural, señalaron los académicos de la Unidad Xochimilco.

En México hay muchos estudiosos y organismos dedicados a este propósito que han detectado disminución y aun desaparición de numerosas especies debido a la destrucción de 30 por ciento de selvas originales en las últimas décadas, si bien no existen datos precisos al respecto.

En México se ha documentado el daño severo en zonas habitadas por los anfibios, sobre todo en humedales, aunque no hay información precisa sobre cuáles y cuántos ejemplares han sido afectados. “En Xochimilco se contiende con la fragilidad del hábitat” por su categoría de lago artificial abastecido de aguas provenientes de plantas de tratamiento y niveles altos de contaminación.

Una de las aportaciones del CIBAC es la reproducción en cautiverio del Ambystoma mexicanum o ajolote para evitar su extinción, ya que la población en estado silvestre ha disminuido considerablemente en libertad; además del mantenimiento de colonias, el centro avanza en el establecimiento de protocolos sanitarios que aseguren una fecundación óptima.

En los Dinamos, en la Delegación Magdalena Contreras, se han encontrado ejemplares del ajolote de montaña, ya que si bien “… la zona es reducida, en la parte alta el animal se conserva en condiciones buenas y lo hemos visto en arroyos y manantiales, lo cual quiere decir que hay posibilidades grandes de hacer algo por su subsistencia”.

Esta dependencia de la UAM ha creado vínculos con las autoridades de la delegación para el diseño e instalación de un ajolotario, cuyas actividades han dado fama mundial al Ambystoma mexicanum de Xochimilco como un espécimen carismático que pareciera estar siempre sonriendo y que ha despertado el interés de los investigadores por su capacidad regenerativa.

El trabajo desarrollado durante más de 15 años permitió la liberación en 2013, de mil individuos en el lago de conservación de flora y fauna del ejido de San Gregorio Atlapulco, en lo que fue el inicio de una operación programada y legal que implicó la introducción de tres mil en tres años.

El doctor Ocampo Cervantes calificó de exitosa esa iniciativa, al constatarse la adultez de los ajolotes y el hallazgo de huevos; incluso algunos que fueron atacados por otros animales están ya cicatrizando, lo que “nos habla de la capacidad de adaptación” a ese hábitat.

El CIBAC ofrece cursos de manejo y reproducción en cautiverio, y mantiene nexos con el Zoológico de Chester, con sede en Gran Bretaña, y las universidades Nacional Autónoma de México y Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, entre otras instituciones del país y el extranjero.



Artículos relacionados

Se detectan casos de la enfermedad de Aujeszky en Tamaulipas y Guerrero

Ciudad de México, México, 19 de octubre de 2019, México Ambiental. –  El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad

Presentan libro “Cambio Climático miradas de género”, en el Centro Cultural UNAM, de Morelia

Morelia, Michoacán, México, 25 de mayo de 2016, México Ambiental.-. El libro “Cambio Climático miradas de género”, que reúne la

Persiste ambiente muy frío en el norte, centro y oriente de México. Hay norte en el Istmo y Golfo de Tehuantepec

Ciudad de México, México, 30 de noviembre de 2017, México Ambiental.- Este jueves se prevé ambiente muy frío durante la