Empleos ambientales

Ver más

Aprendiz de reportera, México

Postúlate: La fecha límite para postularte al

Abeja melipona (Melipona beecheii), la abeja sagrada maya, endémicas de Yucatán

Abeja melipona (Melipona beecheii), la abeja sagrada maya, endémicas de Yucatán

Ciudad de México, México, 25 de mayo de 2020, México Ambiental.- En México, y la región mesoamericana, la abeja melipona (Melipona beecheii), es una especie sin aguijón que cultivan los pueblos mayas desde hace cientos de años y que es conocida como “abeja sagrada maya”, por las propiedades curativas de la miel que producen. Los mayas, en la época prehispánica, realizaban en su honor entre cuatro y seis ceremonias al año.

La principal característica de la abeja melipona es que no tiene aguijón, pero para defender su colonia “muerde” todo aquello que represente una amenaza, se aferran de tal manera que mueren durante el combate, señala un documento de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México.

Dentro de los productos de esta abeja se encuentran la miel, polen cera, propóleos, además de su valioso servicio como polinizadoras. Una colmena de melipona produce litro y medio de miel al año, su proceso de producción es más tardado en comparación con el de las abejas europeas que producen hasta 30 litros de miel en un año.

A pesar de que la producción de miel es menor, ésta es mucho más beneficiosa que la miel de otras abejas ya que sus propiedades medicinales ayudan al sistema inmunológico, además de utilizarse para curar dolencias, heridas, quemaduras y enfermedades. En la rama cosmética también es muy apreciada, pues es utilizada para crear productos como jabones, cremas y talcos.

El polen de las abejas meliponas tiene un valor proteínico 50 por ciento mayor que el del resto de las abejas. Por otra parte, se sabe del uso de abejas sin aguijón como polinizadoras de los siguientes cultivos: achiote, aguacate, café, calabaza, chayote, chile habanero, mango, pepino, sandía, tomate, entre otros.

En el pasado, las abejas meliponas y su miel eran objeto de pago tributario, tanto antes como después de la llegada de los españoles.