Guardaparques del Caribe Mexicano impulsan estrategias para el control de visitantes

by Rafael Malpica | 02/09/2020 11:47 am

Ciudad de México, México, 2 de septiembre de 2020, México Ambiental.- La pandemia por el COVID-19 y los significativos niveles de impacto económico a nivel mundial sin precedentes, ha influido a la aparición del reto indiscutible de lograr una nueva normalidad para mantener la gobernanza de manera eficiente y la optimización de recursos invertidos en la conservación de los recursos naturales. Por ello, es necesario asegurar y fortalecer la planificación estratégica a corto, mediano y largo plazo para el manejo de los ecosistemas, incluyendo por supuesto a las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

En un documento público de a Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegudas, se establece que las ANP son reconocidas como sitios privilegiados para realizar actividades turísticas por la variedad de ecosistemas que poseen. Dentro de los principales servicios ambientales que brindan en el Caribe mexicano, están los recorridos costeros en lancha, observación de flora y fauna, fotografía de naturaleza, talleres de educación ambiental, práctica de kayak, buceo autónomo y esnórquel.

Bajo el contexto anterior, el Parque Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc (PNCOIMPCPN), ha realizado esfuerzos permanentes para el cuidado de la diversidad biológica, como parte de una problemática compleja relacionada con la actividad de mayor impacto económico en el Caribe mexicano: el turismo masivo.

El turismo es una de las principales actividades productivas en el Caribe mexicano. La contribución económica del turismo en el 2019 para la región fue de más de 15 mil millones de dólares, con un registro de 22.8 millones de visitantes, 26.4 millones de pasajeros en aeropuertos y 7.2 millones de pasajeros en cruceros.

El desarrollo costero mal planificado, asociado a significativos intereses económicos, genera un incremento en la actividad turística que se intensifica constantemente. En esto influyen las estrategias de comunicación, que posicionan a este sitio como un lugar para el “turismo masivo” y la oferta diversificada de otros servicios relacionados. Estos hechos representan retos para el desarrollo de nuevas estrategias de atención para la conservación de la naturaleza y, bajo este enfoque, se vuelve necesaria la participación y cooperación interinstitucional con pleno respeto a la autonomía entre los actores.

Por otra parte, los impactos de cambio climático y sus implicaciones pueden afectar considerablemente a los destinos turísticos. Dentro de sus principales afectaciones, se encuentran:

– Alteración de temporadas turísticas debido a la modificación en los patrones de temperatura, intensidad/frecuencia de tormentas y huracanes

– Pérdida de playas por la elevación de nivel del mar y erosión costera

– Pérdida de actividades náutico-recreativas por el incremento en el daño de los recursos marinos con el aumento de enfermedades y blanqueamiento de los corales, lo cual se traduce en degradación de estética paisajística1.

– Incremento de uso de energía eléctrica por el turismo masivo, y por consiguiente aumento en las emisiones de bióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

Las actividades del turismo masivo ejercen una fuerte presión sobre los arrecifes y su biodiversidad, teniendo impactos negativos en el medio ambiente. Estos impactos se intensifican por la falta de respeto de los usuarios a las autoridades locales y por el incremento en la presencia de embarcaciones de diferente calado, lo que trae como consecuencia un aumento de negocios turísticos informales, como el arrendamiento de embarcaciones sin regulación, la evasión fiscal en el pago de derechos por brazaletes y el sobrecupo de pasajeros a bordo de las embarcaciones.

En ese sentido, el Grupo de Monitoreo y Restauración del PNCOIMPCPN, plantea propuestas innovadoras que se enfocan en incrementar la resiliencia de los ecosistemas y mejorar el desempeño en las actividades relacionadas con el manejo eficiente del parque ante los nuevos retos sociales y económicos del país.

Las estrategias propuestas inciden directamente en los siguientes temas:

– Fortalecimiento del marco legal para implementar medidas preventivas y/o sanciones administrativas efectivas

– Colaboración institucional y articulación operativa

– Creación de procedimientos administrativos para la incorporación de contribuyentes potenciales no regulados al Sistema de Administración Tributaria

– Desarrollos inmobiliarios en zonas costeras

– Control del número de embarcaciones, pesca ilegal y presión de usuarios/visitantes sobre los objetos de conservación del ANP

– Operativos oficiales de vigilancia

– Valoración rápida de alternativas.

Dos de las acciones enmarcadas dentro de estas estrategias, que actualmente se están implementando son:

1. Creación de sitios alternos de visitación para disminuir la presión de los usuarios sobre los ecosistemas arrecifales dentro del parque, mediante la colocación de dispositivos agregadores y refugios temporales (DART®) de especies diversas de peces y crustáceos.

2. Establecimiento de un Sistema de Vigilancia Ordenado, que consiste en la ejecución de operativos de detección, identificación y procedimientos de disuasión efectivos. Esta iniciativa es resultado de la coordinación entre autoridades federales, estatales, municipales y organizaciones de la sociedad civil, quienes tienen disponible una flotilla de drones, dispositivos de comunicación y embarcaciones para realizar una vigilancia más dinámica y eficiente en las ANP.

Actualmente, la comunidad de Isla Mujeres y autoridades federales realizan con éxito los primeros operativos de vigilancia, a través de un proyecto de apoyo social.

Las acciones de vigilancia y control son fundamentales para la conservación de los recursos naturales dentro del PNCOIMPCPN, sin embargo, depende también en gran medida de las buenas prácticas turísticas que se lleven a cabo en la región, por lo que invitamos a los visitantes y a los prestadores de servicios a respetar el reglamento de estos sitios y a practicar un turismo de bajo impacto.

Source URL: https://www.mexicoambiental.com/guardaparques-del-caribe-mexicano-impulsan-estrategias-para-el-control-de-visitantes/