Vivir disimuladamente

Vivir disimuladamente

Patricia Santos 

Cancún, Quintana Roo, México, 15 de octubre de 2020, Radio Fórmula.- Porque la vida es lo más importante, hoy hablaré de vivir disimuladamente. Ocultarse disimuladamente, pasar desapercibido y con ello lograr engañar al enemigo es una estrategia adaptativa, tanto para comer, como para no ser comido, esto es camuflarse

Si un organismo aparenta ser otro, es mimetismo; si adquiere los colores del fondo, es camuflaje o cripsis.

Además del color, hay una pieza más: la actitud. El movimiento indica vida, por tanto, una manera de pasar desapercibido es quedarse muy quieto. Con esta sencilla técnica, color y movimiento, los animales sobreviven a situaciones potencialmente letales. Hermosos ejemplos los proveen los búhos y lechuzas, quienes se pierden a la vista en troncos, piedras, cortezas y huecos de árboles, o peces en fondos arenosos o tigres en pastizales.

El tipo de camuflaje más llamativo es el de aquellas especies que pueden cambiar de color, así lo hacen los cefalópodos y los camaleones. Aunque sus mecanismos son distintos, ambos usan complejos sistemas de pequeños sacos de pigmentos llamados cromatóforos y micromusculación para cambiar rápidamente de color. Los pulpos y sepias tienen excelentes sistemas, más efectivos que los de los camaleones, ya que son capaces de cambiar de color y hasta de textura en cuestión de segundo. Algunos, como Thaumoctopus mimicus, son capaces de camuflarse en el fondo y mimetizarse, a la vez aparentando ser pequeños peces con los que atraen a sus presas hasta ellos. Su camuflaje es tan bueno que, muchas veces, sus víctimas nunca llegan a ver qué les atacó.

Ocultarse disimuladamente, pasar desapercibido y con ello lograr engañar al enemigo es una estrategia adaptativa, tanto para comer, como para no ser comido,  esto es camuflarse.

Entre los animales que mejor se camuflan está el discreto gecko de cola de hoja, o Uroplatus phantasticus, cuyo cuerpo parece, parte de restos vegetales, su cola especialmente, simula a la perfección una hoja seca y arrugada.

Las plantas también presentan técnicas de camuflaje, sencillas pero efectivas. Así lo muestran las Lithops salicola, una planta suculenta que se asemeja a una roca, evitando ser comida


Tags asignados a este artículo:
Patricia Santos

Artículos relacionados

Cinismo destilado

Por: Eduardo Nava Hernández Morelia, Michoacán, México, 7 de septiembre de 2015, México Ambiental/Paralelo.-Leer en México la prensa cotidiana o

El Acuerdo de París, la única oportunidad para la supervivencia del bamboleo del coral

Ewa Magiera           * José Luis Carrillo**   Limitar el calentamiento global a menos de 2 grados centígrados en línea con

Ir al Colegio Verde

Por: Brigitte Baptiste * Bogotá, Colombia, 10 de junio de 2016, México Ambiental/Instituto Humboldt.- Ahí siguen los conflictos en el territorio,

Sin comentarios

Write a comment
Aún sin comentarios! Puedes ser el primero en comentar este artículo!

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.
Los campos requeridos están marcados*