Últimas noticias

Valorar los ríos es fundamental dentro de los esfuerzos globales para adaptarse al cambio climático, dice nuevo informe

Valorar los ríos es fundamental dentro de los esfuerzos globales para adaptarse al cambio climático, dice nuevo informe

Nueva York, EEUU, 23 de julio de 2019, México Ambiental. – WWF y Anheuser-Busch InBev (AB InBev) publicaron un informe que destaca el papel central de los ríos saludables para adaptarse al cambio climático y con ello construir sociedades, economías y ecosistemas más resilientes.

Esto surgió a raíz de que las ciudades y comunidades en todo el mundo han sido sacudidas por sequías extremas, inundaciones y el agravamiento de la escasez de agua.

Este informe fue lanzado durante el del Foro Político de Alto Nivel de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible en la meta relacionada al clima, Cambio Climático y Agua: Por qué valorar los ríos es fundamental para la adaptación en la ciudad de Nueva York.

El informe describe como el cambio climático exacerbará las actuales crisis de agua en el mundo. Al alterar los flujos de los ríos, el cambio climático afectará el acceso al agua, la producción de alimentos, las pesquerías de agua dulce, la generación de energía y las operaciones comerciales, y posiblemente impulsará la migración en masa.

El cambio climático también aumentará la presión sobre las poblaciones de especies de agua dulce, que ya se han visto impactadas en un 83% en promedio desde 1970.

El informe muestra, en este contexto, cómo un compromiso colectivo para una gestión de los recursos de agua dulce, particularmente al confiar en soluciones basadas en la naturaleza, puede impulsar los esfuerzos globales para enfrentar los riesgos climáticos más graves.

dijo Stuart Orr, líder de la Práctica de Agua Dulce de WWF, afirmó que todo el mundo sabe que el cambio climático afecta principalmente a las comunidades, las ciudades y empresas a través del agua. Por lo que es importante, salvaguardar la salud de los ríos y humedales del mundo, ya que estos sistemas de aporte de agua dulce, siguen estando muy debajo en la lista de prioridades globales.

Se presentan sequías extremas desde Chile hasta Chennai, e inundaciones desde el Medio Oeste de Estados unidos hasta Mozambique y aseguran que lo peor está por venir. Es por ello que las comunidades necesitan ser más resilientes a los impactos del clima si los gobiernos y las empresas aplican urgentes políticas, practicas e inversiones que reconozcan el valor que representan los sistemas de agua dulce.

El informe detalla cómo el cambio climático afectará los ecosistemas de agua dulce al cambiar la cantidad, la calidad y el tiempo de los suministros de agua, incluidas las variaciones en los patrones de lluvia y el derretimiento del manto de nieve.

Junto con los cambios en las estaciones y las temperaturas, estos cambios tendrán un gran impacto en la seguridad alimentaria, ya que los ríos actualmente irrigan 190 millones de hectáreas, lo que representa aproximadamente una cuarta parte de la producción mundial de alimentos. Los ecosistemas saludables de agua dulce también son cruciales para la supervivencia de las pesquerías de agua dulce, que proporcionan proteínas vitales para cientos de millones de personas en situación vulnerable.

Las sequías relacionadas con el clima, las inundaciones y los cambios en los flujos de los ríos también afectarán la generación de electricidad, ya que se necesitan suministros de agua confiables para enfriar las centrales eléctricas y alimentar las centrales hidroeléctricas existentes.

“Transformar la manera en que el mundo valora y gestiona nuestros valiosos recursos de agua dulce es la forma más poderosa de adaptarse a la crisis climática, para las personas, los negocios y la naturaleza”, dijo Andre Fourie, Director Global de Water Sustainability AB InBev. “En el corazón de esto deben existir alianzas más amplias y más fuertes, como la que existe entre AB InBev y WWF. “Todos debemos trabajar juntos para enfrentar las enormes amenazas a nuestros ríos y humedales, que son los cimientos naturales de sociedades y economías más resilientes”.

Se necesitarán políticas innovadoras, incluido un cambio global hacia más soluciones basadas en la naturaleza, lo que deberá ser el núcleo de los esfuerzos para lograr que la infraestructura sea más resiliente a los impactos del clima y reducir el riesgo hídrico.

Los nuevos enfoques financieros – como la iniciativa de Financiamiento a Soluciones del Recurso Agua (Bankable Water Solutions) de WWF que ha sido respaldada por AB InBev –  pueden ayudar a redirigir los flujos financieros hacia inversiones sostenibles que no solo mejoren la seguridad del recurso agua y la biodiversidad de especies de agua dulce, sino que también aumenten la capacidad de resiliencia ante el cambio climático, y brinden un rendimiento aceptable para los inversores.

Específicamente, el informe recomienda que los líderes políticos promuevan soluciones basadas en la naturaleza, inviertan en capacidad para apoyar la adaptación e implementen políticas que aseguren el flujo suficiente de ríos para las personas y la naturaleza. Mientras tanto, el sector privado debe tomar medidas colectivas para mitigar el cambio climático y los riesgos relacionados con el agua.

“Invertir en una mejor gestión de los ríos y humedales no solo es bueno para nuestros recursos de agua dulce, sino que también garantizará que seamos más resilientes a los impactos del clima”, dijo Orr. “El clima es agua: los sistemas de agua dulce saludables sustentarán comunidades, economías y ecosistemas más resilientes al clima”.

Este informe forma parte de la alianza mayor de AB InBev con WWF para defender la administración global del agua.


Tags asignados a este artículo:
Aguacambio climáticomundo