El telescopio más potente comienza a buscar vida en la estrella de la «megaestructura alienígena»

El telescopio más potente comienza a buscar vida en la estrella de la «megaestructura alienígena»

Madrid, España, 28 de octubre de 2016, ABC.- Pocas cosas despiertan tanta expectación como la búsqueda de extraterrestres. Por eso, cuando en 2015 la investigadora Tabetha (Tabby) Boyajian detectó el extraño patrón de luminosidad de la estrella KIC 8462852, muchos entusiastas se saltaron el principio de la navaja de Ockham. En vez de explicar el fenómeno con la presencia de un cinturón de asteroides delante de la estrella o alguna causa en la física de KIC 8462852, muchos prefirieron pensar en la hipótesis de que delante de ella había ni más ni menos que una súperestructura alienígena.

Podría ser. Por eso, la prestigiosa Universidad de Berkeley ha puesto al proyecto «Breakthrough Listen», una iniciativa privada, a buscar señales de radio procedentes de una civilización alienígena en la estrella KIC 8462852, también conocida como estrella de Tabby. Tal como ha informado esta universidad en un comunicado, para ello usará al telescopio más potente del mundo para esta tarea, el «Green Bank», con un plato de 100 metros de diámetro.

NRAO

«El programa “Breakthrough Listen” tiene el más poderoso equipo para la búsqueda de vida extraterrestre inteligente (SETI, en inglés), y tiene acceso a los mayores telescopios del planeta», ha dicho en el comunicado Andrew Siemion, codirector del programa. «Podemos mirar buscar estas señales con mayor sensibilidad y con mayor rango de tipos de señales que cualquier otro experimento en el mundo».

«Breakthrough Listen» se creó el año pasado con una inversión de 100 millones de dólares, distribuida entre 1o años, y fue fundada por Yuri Milner, un multimillonario ruso que también está detrás del proyecto del disparo estelar a Alfa Centauri promovido por Stephen Hawking.

Participación de la descubridora de Tabby

Siemion ha recordado que hasta el momento, todos los telescopios que han buscado ahí no han encontrado nada. Así ha ocurrido con el Hubble, el Keck y un gran abanico de experimentos SETI. Por eso, tanto él como otros astrónomos son realmente escépticos a la hora de explicar el extraño comportamiento de KIC 8462852 como fruto de una civilización avanzada, que nadie ha podido ver.

Pero aún así, los investigadores de Berkeley se han asociado con los astrónomos Jason Wright y Tabetha Boyajian, de la Universidad Estatal de Louisiana (Estados Unidos), para observar en profundidad la estrella con el telescopio de 100 metros.

Lo harán durante 8 horas cada noche, durante un total de tres noches en los próximos dos meses. La primera de ellas comenzará este miércoles, cuando Wright y Boyajian viajarán hasta Viriginia para hacer la primera observación. En esta, se espera recoger un petabyte de datos (lo que equivale a un millón de gigabytes) de cientos de millones de canales de radio.

Uno entre mil millones

Los resultados de estas observaciones se conocerán en al menos un mes, cuando los análisis puedan captar los patrones de las emisiones de radio detectadas en la estrella de Tabby.

«No creo que sea muy probable que sean los alienígenas, quizás hay una probabilidad de uno entre mil millones de algo así, pero sin embargo, vamos a confirmarlo», ha dicho Dan Werthimer, investigador jefe del programa SETI de la Universidad de Berkeley. «Pero creo que si confirmamos en el futuro que hay extraterrestres inteligentes, si es que los descubrimos alguna vez, debería de ser algo así. Será algo extraño descubierto por accidente, algo inesperado, y que después de ser observado más cuidadosamente: “¡hey! Es una civilización”».

 



Artículos relacionados

La lechuza común es el Ave del Año 2018

Madrid, España, 9 de mayo de 2018, SEO/BirdLife.- El 2018 es el año de la lechuza común. Es el resultado

Sí una mosca se para en tu comida, ¿deberías tirarla?

Ciudad de México, México, 17 de mrazo de 2016, Muy Interesante.- Sólo se necesita que una sola mosca se pare

Acuerdo histórico en Paris

París, Francia, 15 de diciembre de 2015, PNUMA.- En París, 195 naciones alcanzaron un acuerdo histórico para combatir el cambio