Connect with us

Biodiversidad

Rescatan cachorro silvestre de jaguarundí (Puma yagouaroundi o Herpailurus yagouarouni) en Colima

Published

on

Colima, Colima, México, 22 de septiembre de 2018, México Ambiental.- Recuperado por un habitante de la localidad de Suchitlán, municipio de Comala quien lo encontró abandonado en un paraje de la región, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) recibió un cachorro hembra de jaguarundí (Puma yagouaroundi o Herpailurus yagouarouni) aproximadamente de tres meses de edad, de 2 kilogramos de peso y en buen estado de salud.

 

La revisión médica y el sexado del jaguarundí, fue realizado por especialistas de la Profepa e integrantes del Comité de Vigilancia Ambiental Participativa Protección y Conservación de Fauna Silvestre, el cual fue valorado en su estado etológico, físico y de salud.

 

De acuerdo al ciudadano que entregó de manera voluntaria el espécimen, lo encontró abandonado en el campo, en la localidad de Suchitlán, municipio de Comala quien lo recogió y entregó a la Delegación de la PROFEPA en Colima para su cuidado, resguardo y futura reintegración a su medio natural.

 

Los inspectores federales y vigilantes coadyuvantes trasladaron al cachorro de jaguarundí -también conocido como onza o gato moro- a las instalaciones de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) Parque Ecológico El Palapo, ubicada en la comunidad de Agua Zarca, municipio de Coquimatlán, Colima, para brindarle los cuidados necesarios hasta que se considere factible liberarlo en su hábitat.

 

Los rasgos fenotípicos arrojaron que el felino pertenece a la especie Puma yagouaroundi (o para algunos autores Herpailurus yagouaroundi), mamífero carnívoro de la familia Felidae, no endémico, cuyo estado de conservación está protegido por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, con categoría de Amenazada (A).

 

La PROFEPA destaca que si bien el estado de sus poblaciones es desconocido, la alta tasa de pérdida de hábitat y su estatus de Amenazada (A), son características que hacen que el jaguarundí sea una especie prioritaria para la conservación.

 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente hace un llamado para que la presencia de cualquier especie silvestre sea notificada a la autoridad, con el fin de evitar posibles daños a la población y a los propios ejemplares.