Últimas noticias

Rancheo de cocodrilos

Rancheo de cocodrilos

Ciudad de México, México, 7 de junio de 2018, México Ambiental.- Como historia de éxito, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) de México presentó el Proyecto piloto sobre rancheo de Cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) desarrollado en el ejido Chacchoben, de Bacalar, Quintana Roo, como parte de las actividades de la 8ª Semana de la Biodiversidad Biológica.

 

El esquema de rancheo consiste en la recolección de 50% de los nidos del medio silvestre para llevarlos a incubadoras que tuvieron un éxito de nacimiento de 90%, en comparación con el 1% que se obtiene naturalmente. Las crías posteriormente son vendidas a la granja Cocodrilia, en donde crecerán para obtener la piel de alta calidad para el mercado internacional, aportando beneficios a todos los involucrados en la cadena de valor.

 

En la mesa redonda donde se discutieron los alcances de este proyecto estuvieron el Lic. Pedro Enrique Pérez Díaz, secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca del Estado de Quintana Roo (SEDARPE); Lic. Rolando Coral, gerente de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) intensiva Cocodrilia; Ismael Martínez, representante de la UMA en vida libre Cocodrilos Chacchoben; la Biól. Fabiola Berthely, responsable técnico de ambas UMAs; y el Lic. Salvador Balderas, de la Dirección General de Vida Silvestre de la SEMARNAT.

 

En 2017, el ejido Chacchoben, situado al norte de Chetumal, se convirtió en la primera comunidad autorizada para operar una Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) dedicada al aprovechamiento sustentable del cocodrilo de pantano a través de la colecta de sus huevos o “rancheo”. Su primer aprovechamiento fue con apego al Protocolo de rancheo para el cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) en México.

 

El biólogo Hesiquio Benítez Díaz, director general de Cooperación Internacional e Implementación de la CONABIO, este protocolo “… es la primera publicación de su tipo en el mundo e incluye los métodos detallados para un adecuado rancheo de cocodrilos; su contenido puede compararse, coloquialmente, con una receta para guiar paso a paso, el conocimiento, conservación y aprovechamiento sustentable de la especie en el país”.

 

El protocolo fue presentado en la Biblioteca Vasconcelos por el Dr. Miguel Equihua Zamora, investigador titular de la Red de Ambiente y Sustentabilidad del Instituto de Ecología A.C. (INECOL) con sede en Xalapa, Veracruz.

 

Benítez Díaz informó que el pasado 10 de mayo de este año, el protocolo fue presentado en Santa Fe, Argentina, durante la 25ª Reunión Mundial del Grupo de Especialistas en Cocodrilos de la UICN (CSG-UICN). México fue felicitado por esta publicación, y por el trabajo paciente y ordenado para avanzar en el conocimiento, conservación y uso responsable de los cocodrilos mexicanos.

 

El proyecto piloto y el protocolo, fueron coordinados por la CONABIO con el apoyo de la organización internacional Responsable Ecosystems Sourcing Platform (RESP) y en colaboración con diversas autoridades gubernamentales y expertos en el tema. El objetivo es establecer un sistema integrado de producción de pieles de alta calidad y otros derivados del cocodrilo de pantano. El sistema se basa en la conservación de la especie y de su hábitat, así como en el uso sustentable, legal, trazable, y con reparto justo y equitativo de beneficios a los actores de la cadena productiva, particularmente las comunidades locales.

 

La Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca de Quintana Roo (SEDARPE)  también apoyó su implementación, donde el ejido Chacchoben se comprometió a conservar 4,686 Ha del ecosistema local para mantener poblaciones saludables de cocodrilo de pantano y de al menos otras 563 especies de fauna y flora silvestres, generando 19 empleos en los que participa activamente la comunidad.

 


Tags asignados a este artículo:
Cocodrilo de pantanoCocodrilosCONABIOsemarnat