Connect with us

Biodiversidad

Proyecto multidisciplinario de la UAM, para rescate de la vaquita marina (Phocoena sinus), gana el Ocean Hackathon 2020 México

Published

on

Ciudad de México, México, 22 de octubre de 2020, México Ambiental.- Merced al proyecto “Drones inteligentes para rescatar a las vaquitas marinas”, un grupo multidisciplinario de estudiantes de las facultades de Estudios Superiores (FES) Aragón y de Ciencias (FC), así como del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM, obtuvo el tercer sitio del Ocean Hackathon 2020 México, organizado por la embajada de Francia.

En el equipo, denominado Vaquitas MX, también colaboraron alumnos de las universidades autónomas de Chapingo (UACh), Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco, y de Yucatán (UADY), bajo la dirección del profesor de la FES Aragón, Arturo Rodríguez García.

El objetivo de este proyecto fue vigilar y sensibilizar a la sociedad mexicana e internacional, sobre la urgente conservación y protección de la vaquita marina (Phocoena sinus), uno de los mamíferos más amenazados del mundo, cuyas bajas tasas reproductivas y la mortalidad derivada de la pesca la colocan en peligro de extinción.

La Secretaría de Marina, desde julio de 2016, puso en operación el Sistema Arcturus T-20 que consiste en sobrevuelo de aviones no tripulados en las zonas de excepción para la pesca, que son polígonos en el Mar de Cortés –específicamente en el Alto Golfo de California-, donde se prohíbe la navegación y la pesca, como una medida de protección de la vaquita marina y el pez totoaba (Totoaba macdonaldi).

El vehículo aéreo no tripulado (UAV por sus siglas en inglés), es de fabricación estadounidense y corresponde al Arcturus UAV, T-20 de la Armada de México. También se ha usado la versión JUMP 0, que es un dron mediano con cuatro motores eléctricos horizontales para operaciones de despegue y aterrizaje vertical.

La versión T-20 es de una sola hélice frontal y utiliza un sistema portátil de lanzamiento por catapulta neumática. Estas unidades están pintadas en gris claro, con títulos y emblemas de la Marina, y portan las matrículas ANX-3501 en adelante. Se estima que la Armada de México posee nueve de estos drones, adquiridos en 2014 y 2016, algunos de los cuales se usan para vigilancia en la zona de tolerancia cero de 225 kilómetros cuadrados, para proteger a la vaquita.

Los integrantes de Vaquitas MX son: Joshua Hernández, Roberto del Río, Arturo Rodríguez, Daniel Carmona, Adrián García, Cristóbal Miranda, Zaira Baltazar, Nadia García y Alejandra Sánchez, alumnos de la licenciatura de Ingeniería en Computación de la FES Aragón. Y Martín Leyva, de la Especialización en Estadística Aplicada del IIMAS; Sharon Cano, de Biología de la FC; Gala Dichiara, de Biología Marina de la UAM Xochimilco; Samantha Galindo, de Biología Marina de la UADY; y Jonathan Ramírez, de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables, de la UACh.

Rodríguez García dijo que la preocupación por la presencia de humanos en áreas prohibidas “… nos llevó a proponer el uso de robótica e inteligencia artificial para detectar depredadores furtivos de esta especie amenazada en la zona denominada tolerancia cero a la pesca en el hábitat de la vaquita marina en el Alto Golfo de California, establecida por el gobierno mexicano.

El reto consistió en utilizar tecnologías para contribuir a su protección, para lo cual se colocó una red de boyas en el refugio de esta especie, con micrófonos u otros dispositivos para detectar la presencia no deseada de humanos, animales y embarcaciones en ese perímetro.

Ante alguna anomalía, las boyas enviarán una señal de alerta junto con la ubicación geográfica, detalló el docente universitario.

Además del uso de drones que viajarán de manera autónoma en busca de embarcaciones y actividad humana sospechosa mediante algoritmos de inteligencia artificial –redes neuronales–, si se registra un movimiento inusual en la zona, enviarán una alerta e imágenes a los encargados de la embarcación vigía, quienes activarán el protocolo a seguir.

Foto archivo UNAM

El proyecto presentado en este hackathon virtual fue un prototipo básico funcional para realizar una ruta de navegación y buscar objetos o personas que pongan en peligro a las vaquitas marinas. Las imágenes tomadas por los drones alimentarán un sitio web, que también forma parte del plan.

Destacó que podría aplicarse a gran escala en el caso de obtener recursos para darle continuidad, pues “… fue bastante productivo el proyecto que generamos y nos parece viable y relevante para la conservación de la vaquita marina”.

El profesor comentó que en la FES Aragón existe el interés de impulsar la iniciación temprana de la investigación en estudiantes de los primeros semestres de licenciatura.

Los estudiantes fueron motivados a participar en este hackathon, para que desde el comienzo de sus carreras conozcan entornos reales y dinámicas de la investigación multidisciplinaria y la retroalimentación que pueden obtener de especialistas.

Joshua Hernández y Roberto del Río, de la FES Aragón, reconocieron que durante esta competencia sintieron presión por el trabajo que realizaron durante 48 horas continuas. “Surgieron múltiples ideas y procesos de innovación a la prisa; sin embargo, eso nos permitió aprender de los demás compañeros”.

Se trata de un proyecto multidisciplinario, en el cual a pesar de sentirse abrumados por toda la información que manejaron, los universitarios trabajaron con disciplina y se divirtieron, lo que les anima a volver a participar en otro encuentro, afirmaron.

El “Ocean Hackathon” es un evento en el que los equipos participantes acceden, durante 48 horas y sin interrupción, a bases de datos digitales proporcionados por los proveedores del encuentro internacional, como mapas náuticos, imágenes satelitales, fotografías, información sobre fondos marinos, aspectos jurídicos, seguridad marítima, localización de barcos hundidos, boyas, mareas, meteorología, biología y ecología.