Para proteger el linaje de los árboles centenarios, guardan germoplasma de cinco ahuehuetes del Bosque de Chapultepec

Para proteger el linaje de los árboles centenarios, guardan germoplasma de cinco ahuehuetes del Bosque de Chapultepec

Ciudad de México, México, 13 de julio de 2020, México Ambiental.- En el bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México, existen árboles centenarios, quizá de más de 500 años, que han sido testigos de importantes sucesos históricos de México. Esos árboles son ahuehuete o sabinos (Taxodium mucronatum), y de acuerdo a algunas referencias fueron sembrados hacia el año 1460, por Nezahualcóyotl en respuesta a una solicitud del tlatoani Moctezuma Ilhuicamina. Los estudios botánicos coinciden que su período de vida, coinciden con el tiempo de reinado del monarca.

De acuerdo a la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), se trabaja para preservar la identidad o linaje genético de estos antiguos ahuehuetes, para reproducirlos. A finales de 2016, personal de la institución eligió cinco ahuehuetes que se encuentran en la primera sección del bosque, la más antigua para preservar su germoplasma.

Se tomaron muestras de diferentes partes del árbol con las que se pudieran trabajar para reproducirlas y se almacenaron en el Centro Nacional de Recursos Genéticos (CNRG), de Tepatitlán, Jalisco, donde se tiene una colección nacional de recursos genéticos forestales a cargo de la CONAFOR.

Estos individuos no solo tienen importancia histórica, también son una fuente de información climática pues en su interior las capas anuales de crecimiento o anillos ofrecen datos certeros sobre sequías o inundaciones.

Una vez que ingresaron al CNRG, perteneciente al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), comenzó el proceso de investigación y conservación del material genético.

Se separaron las muestras por árbol y se enumeraron; posteriormente se hizo una desinfección completa para eliminar hongos o bacterias y evitar que se desarrollaran microorganismos no deseados.

Finalmente se colocaron en tubos de ensayo bajo la técnica de cultivo in vitro, para mantenerlas en un ambiente controlado y con los nutrientes necesarios para que empezaran a desarrollarse.

A un año de haber sido ingresadas, el árbol con el número tres y el más longevo de los cinco (edad superior a los 580 años) ha tenido un desarrollo muy lento, casi imperceptible.

Las muestras del árbol con el número dos se multiplicaron con mayor facilidad, no obstante, comparado con otras especies como el cedro (que crece rápidamente) este ahuehuete también presenta un crecimiento lento.

Al parecer se debe a que, a mayor edad de un árbol, más lento es el desarrollo.

El estudio y preparación de los clones continuará por los siguientes años hasta obtener muestras con las que se pueda multiplicar y hacer más individuos.

Mientras, las yemas, hojas y ramas de estos ahuehuetes continúan en una cámara fría de entre -18° y -20°C, en compañía de otras especies forestales, cuya finalidad es la conservación de la biodiversidad mexicana.

Aunque el origen del Bosque de Chapultepec es incierto, parece que se remonta al año de 1122, cuando fue descubierto por los Toltecas. Hacia el año de 1240 y 1279 llegaron los mexicas y luego de la fundación de la Gran Tenochtitlán lo convirtieron en un lugar mítico para celebrar rituales y ceremonias.

En su interior se edificaron templos o teocalli, además de escaleras, calzadas, y caminos bordeados por numerosos árboles, entre ellos de ahuéhuetl o ahuehuete por ser considerado árbol sagrado relacionado con el agua, cuyos atributos servían de guía y protección a los pueblos mesoamericanos.

El nombre de Moctezuma se perpetuó con el colosal huehuete de Moctezuma, también conocido como El Sargento, por encontrarse a un costado del Castillo de Chapultepec, estructura que alguna vez albergó al Colegio Militar.

Ahuehuete de Moctezuma o El Sargento

Después de la conquista, los virreyes españoles eligieron a Chapultepec como sitio de recreo y lugar para pasar las tardes de verano. En el transcurso del Siglo XX este Bosque de Chapultepec pasó por múltiples transformaciones en el ámbito cultural y arquitectónico.

Ahuehute

  • Se le conoce comúnmente como ahuehuete, sauce llorón, sabino o ciprés de Moctezuma.
  • Tiene más de 20 nombres comunes, 9 en lenguas indígenas como mixteco, tarasco y zapoteco.
  • En México, exceptuando las penínsulas de Baja California y Yucatán, se les encuentra en todos los demás estados.

Referencias:

Ficha técnica de CONAFOR disponible en el enlace:

http://www.conafor.gob.mx:8080/documentos/docs/13/1011Taxodium%20mucronatum.pdf

Díaz, J. V., Paredes, J. C., Stahle, D. W., García, V. C., Salem, L. V., Ávalos, J. E., & Solorio, J. D. D. B. (2010). Árboles longevos de México. Revista Mexicana de Ciencias Forestales, 1(2), 7-29.

Disponible en la siguiente liga: http://www.redalyc.org/pdf/634/63438955002.pdf

Entrevista con Esmeralda Judith Cruz Gutiérrez, investigadora de laboratorio In vitro y crio-conservación del tejido vegetal, responsable del laboratorio y del proyecto Fomento de Operación de Subsistencia de los Recursos Genéticos Forestales del Centro Nacional de Recursos Genéticos del INIFAP

Planta de ahuehuete del Bosque de Chapultepec reproducida in vitro. El germoplasma se encuentra en tubos de ensayo bajo la técnica de cultivo in vitro, en un ambiente controlado y con los nutrientes necesarios para desarrollarse.


Artículos relacionados

Reconoce la Comisión Interamericana del Atún Tropical trabajo México en ordenamiento pesquero de atún aleta azul

Ciudad de México, México, 6 de agosto de 2019, México Ambiental.- El gobierno de México fue reconocido internacionalmente por los

El Dr. Luis Malpica Cruz, egresado del Cicese, investiga el comportamiento alimenticio de tiburones del Pacífico

Fotos: Luis Malpica. Dibujo: Clive Trueman   Ensenada, Baja California, México, 5 de abril de 2018, México Ambiental.- El Dr.

Destacan el trabajo de las comunidades en proyectos de autogestión y sustentabilidad

Ciudad de México, 20 de noviembre de 2019, México Ambiental. – Nuestro país es una potencia en cuanto a experiencias