Últimas noticias

ONU Medio Ambiente y el BCIE unen esfuerzos en la lucha contra el cambio climático

ONU Medio Ambiente y el BCIE unen esfuerzos en la lucha contra el cambio climático

Placencia, Belice, 7 de agosto del 2018, ONU MEDIO AMBIENTE. – ONU Medio Ambiente y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) acordaron hoy unir esfuerzos en la lucha contra el cambio climático y trabajar en un proyecto de adaptación para aumentar la resiliencia de las poblaciones vulnerables del Corredor Seco de Centroamérica y las zonas áridas de República Dominicana.

El acuerdo fue auspiciado por los Ministros de Ambiente de la región, en el marco de la LXI reunión ordinaria del Consejo de Ministros de Ambiente de Centroamérica, que tiene lugar hasta hoy en Belice.

ONU Medio Ambiente y el BCIE firmaron un Memorando de Entendimiento que ofrece un marco de cooperación y facilita la colaboración entre las instituciones en la lucha contra el cambio climático, así como en otras áreas de interés en materia ambiental.

En el marco de esta alianza, y bajo las orientaciones y liderazgo del Consejo de Ministros de Ambiente de Centroamérica, el BCIE otorgó a ONU Medio Ambiente una cooperación técnica no reembolsable por un monto de US$985,587.00 para desarrollar una propuesta de adaptación al cambio climático basada en ecosistemas para el Corredor Seco de Centroamérica y las zonas áridas de República Dominicana, con enfoque en el uso eficiente del agua.

El proyecto será presentado al Fondo Verde del Clima, el mecanismo de financiación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La adaptación basada en ecosistemas consiste en aprovechar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos para reducir la vulnerabilidad de las comunidades y aumentar su capacidad de ajustarse a los eventos climáticos extremos. Este enfoque contempla intervenciones como la restauración de paisajes y la reforestación para mejorar la disponibilidad y la calidad del agua, asegurar la provisión de hábitat para los polinizadores, disminuir la erosión, entre otros.

Los acuerdos fueron firmados por el Vicepresidente Ejecutivo del BCIE, Alejandro Rodríguez Zamora, y el Director Regional de ONU Medio Ambiente en América Latina y el Caribe, Leo Heileman.

“Esta iniciativa es una muestra del compromiso que todos tenemos en la búsqueda de soluciones ambientales a los efectos del cambio climático en la región centroamericana, para aumentar la resiliencia en el Corredor Seco centroamericano y las zonas áridas de República Dominicana, proceso que se estará coordinado con los ministerios de medio ambiente de los países del Sistema de la Integración Centroamericana y la Secretaría de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, con el fin de garantizar sus aportes al diseño del programa y la apropiación técnica y financiera de la misma”, indicó Rodríguez Zamora.

“Para los habitantes de las zonas secas de nuestra región el cambio climático no es algo que está en los periódicos. Muchos de ellos ya están sufriendo la peor parte de este fenómeno: la falta de agua y de alimentos. Por eso las medidas de adaptación que contribuyen al bienestar de las comunidades y del medio ambiente son cruciales si queremos erradicar la pobreza y el hambre, y lograr el desarrollo sostenible”, indicó Heileman.

“Centroamérica y República Dominicana están en la región tropical más vulnerable del mundo a los efectos del cambio climático y están viviendo un desafío histórico derivado de la variabilidad climática, la mala distribución de las lluvias y la sequía. Este proyecto es de importancia crucial para adaptarse al cambio climático, aumentar el desarrollo sostenible en la región y reducir la emigración”, añadió Omar Figueroa, ministro de Agricultura, Pesquerías, Silvicultura, Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, y presidente Pro-Tempore de Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo.

El Corredor Seco de Centroamérica, es una región de bosque tropical seco en la vertiente del océano Pacífico que va desde la costa de Chiapas (México) hasta el oeste de Costa Rica y Panamá.

En Centroamérica, esta es una zona estratégica para la producción alimentaria y el combate al hambre. De los 1,9 millones de pequeños productores de granos básicos que hay en la región, la mitad se encuentra en el Corredor Seco.

En la zona viven más de 45 millones de personas, 40% en comunidades rurales y más de la mitad por debajo el umbral de la pobreza. 20% de la población está en situación de pobreza extrema y 10% sufre subalimentación, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esta carencia de condiciones y servicios vuelve a las familias especialmente vulnerables a los efectos causados por los eventos climáticos extremos, que han aumentado su intensidad y frecuencia en la última década.

En los años en los que se presenta el fenómeno de El Niño, en el Corredor Seco las lluvias se reducen entre 30% y 40%, con períodos largos de temporadas calurosas y de baja precipitación, mientras que las temporadas de lluvias intensas generan cuantiosos daños en la región.

El cambio climático es el factor de más rápido crecimiento que afectará negativamente la biodiversidad en el continente americano, de acuerdo con la última evaluación de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).



Artículos relacionados

Indígenas pelearon para que aceptaran el término “libre” en la COP13

Cancún, Quintana  Roo, México, 22 de diciembre de 2016, México Ambiental.- “El  compañero que nos representa pidió la palabra para reiterarlo y

Asalto terminado en el teatro Bataclan en París, reportan varios muertos

Se ha terminado el asalto en el teatro Bataclan en París, según la televisión local. Los medios reportan que el

El próximo lunes se podrá ver a Mercurio pasar por delante del Sol

Mundo, 4 de mayo de 2016, Informador.- Mercurio, el planeta más pequeño del Sistema Solar, pasará el próximo lunes entre