Nuevo ecocidio en Flor del Bosque

Nuevo ecocidio en Flor del Bosque

Pame Tajonar Méndez, periodista ambiental *

Puebla, Puebla, México,14 de agosto de 2020, México Ambiental.- El nuevo ecocidio en Puebla está listo para llevarse a cabo y, una vez más, es contra el Parque Estatal Flor del Bosque, con la participación de la familia que ha hecho de la depredación y devastación su forma de vida, los Haghenbeck, bajo la total anuencia del municipio de Amozoc y sus patéticas autoridades que han desfilado por ahí, además de gobernadores corruptos.

Como de costumbre, la devastación ambiental está echa a la medida y por supuesto violando, entre muchos otros aspectos, el derecho a la libre consulta pública que establece la Ley y que debió organizar, convocar y publicar el ayuntamiento de Amozoc, porque obviamente nunca se llevó a cabo, ni los mismos vecinos de la zona están enterados de que ésta se haya realizado.

Justamente son las famosas 42 hectáreas de la permuta que realizó el exgobernador, Antonio Gali Fayad, a favor de su pariente político, Carlos Haghenbeck, las que serán vendidas en lotes de alrededor de 350 metros cuadrados a costa de un bosque de encinos con un muy buen grado de conservación. Es claro que a estos personajes les importa un cuerno la preservación y conservación de este importantísimo último pulmón de Puebla.

Es público y sabido el amor desmedido que la familia Haghenbeck tiene por el dinero y en Haras, la dizque ciudad “ecológica”, han hecho su propio cacicazgo en una tierra de nadie, un lugar lleno de arbitrariedades, cobros inventados a los colonos, falsa conservación ambiental, y un largo etcétera, vaya hasta las barrancas están ya vendidas, a pesar de ser zonas federales, cosa que también se la han pasado por el Arco del Triunfo.

Todo lo anterior ha sido y es posible gracias al incondicional apoyo y protección de las supuestas autoridades que han pasado por el ayuntamiento de Amozoc, además claro de los corruptos gobernadores que Puebla ha tenido, personas que están de rodillas a las órdenes y caprichos de quienes fueron dueños de todo ese bosque de encinos que alguna vez existió.

Un ejemplo, la densidad original que se había autorizado para desarrollar Haras era la HC que permite lotes mínimos de 800 metros cuadrados, con la intensión de preservar la mayor cantidad de árboles posible y hacer del lugar un sitio “amigable” con el medio ambiente. Hoy en todos los nuevos fraccionamientos que han venido desarrollando se venden lotes de menos de 350 metros cuadrados lo que hace muy complicada la conservación del arbolado, como el Bosque de Santa Teresa cuya área boscosa ya fue arrasada.

Incluso, aquellos fraccionamientos con los que se inició Haras, como Fincas, La Joya, Encinos y Sabinos, los terrenos originales se están fraccionando para poder vender más. ¡Inclusive hay colonos que han vendido sus jardines!, esto en concreto ha ocurrido en Cerrada Encinos, violando flagrantemente el supuesto reglamento interno de “Derechos y obligaciones de los propietarios”, que en su Capítulo 10 señala claramente: “Cada propietario… no podrá dividir, subdividir o arrendar partes de su predio”.

La nueva lotificación, hasta para vender pedazos de jardín, es decir, el nuevo cambio de uso de suelo fue obviamente autorizado por instrucciones directas de Gali, al entonces coordinador general del Medio Ambiente de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, José Luis Cortés Penedo, quien además avaló y firmó el “Programa Parcial de Desarrollo Urbano de la Zona Sur del Municipio de Amozoc, Haras Flor del Bosque”, publicado el 12 de octubre de 2018, en el que están ya contempladas para ser vendidas las 42 hectáreas de la permuta.

Urgente reincorporar 42 hectáreas a Flor del Bosque

Algunas semanas atrás, el gobernador de Puebla, el morenista Luis Miguel Barbosa, junto con su titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique, anunciaron que echarían atrás la permuta que realizó el nefasto Gali Fayad a favor del empresario inmobiliario, Carlos Haghenbeck, y que darían protección al Parque Estatal Flor del Bosque.

Por partes, que no se hagan bolas Barbosa y Manrique, o que no se traten de pasar de listos, Flor del Bosque cuenta con protección desde 1985. El otro gran depredador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, fue el que inició con los cambios de uso de suelo del parque para favorecer a sus cuates y de ahí pues se han seguido de largo con los cabildazos para poco a poco ir depredando la zona.

Lo que es urgente y si es que en verdad tienen las intenciones los militantes de Morena por conservar la reserva natural de Flor del Bosque, es reintegrar de inmediato las dichosas 42 hectáreas al polígono de protección y dejarlas fuera del alcance de la devastadora familia Haghenbeck.

No hay más que agregar, el bosque NO debe fraccionarse y punto. (TB)

* Directora de Tierra Baldía.


Tags asignados a este artículo:
México AmbientalPuebla

Artículos relacionados

7 principios de la agricultura ecológica

Por: * Edith Martínez  Ciudad de México, DF, México, 16 de junio de 2015, México Ambiental/Greenpeace.- La agricultura ecológica es un

Bajo amenaza de extinción, nuevas especies de aves y jirafas

Por: Ewa Maggiera* José Luis Carrillo** Cancún, México, 8 de diciembre de 2016 (IUCN). Más de 700 especies de aves

¿Por qué se conmemora el Día de la Tierra?

Jocelyn Soto Ciudad de México, México, 22 de abril de 2020, Greenpeace México.- Este 22 de abril se conmemora el