Michoacán: pandemia, reclusión obligatoria y balazos contra normalistas

Michoacán: pandemia, reclusión obligatoria y balazos contra normalistas

Rafael Malpica

Video y fotos: Normalistas de Tiripetío

Morelia, Michoacán, México, 28 de abril de 2020, México Ambiental.- Elementos de la Policía Michoacán pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública estatal, detonaron armas de grueso calibre y pistolas, contra un camión de transporte urbano, con estudiantes normalistas a bordo, en un retén policiaco carretero, cerca de la comunidad de Caltzontzin, en el municipio michoacano de Uruapan, instalado como filtro de seguridad para detener a jóvenes estudiantes normalistas. Hay tres heridos. El gobierno de Silvano Aureoles Conejo (PRD) desestimó el suceso y denunció que la unidad con estudiantes “… intentó embestir al personal (policíaco) y civiles”, algo que nunca sucedió, como se muestra en un video del teléfono móvil de un estudiante. Tampoco hubo un enfrentamiento, como sostienen algunos medios locales.

En el retén, al mediodía de este martes, los policías pretendieron detener la unidad, pues los jóvenes fueron reportados horas antes, por el bloqueo de vías férreas, en la ruta que utiliza la poderosa empresa estadounidense Kansas City Southern para trasladar mercancías desde esa terminal marítima de Lázaro Cárdenas, a Estados Unidos.

Desde ayer en Morelia y en otras ciudades michoacanas, los estudiantes manifestaron con pancartas y bloqueos, su desaprobación a la convocatoria de nuevo ingreso al subsistema de escuelas normales públicas de Michoacán –que cuenta con ocho planteles en activo y un Centro de Actualización del Magisterio-, porque la Secretaría de Educación en la entidad –cuyo encargado de despacho es Héctor Ayala Morales-, redujo 66 lugares de nuevo ingreso, al pasar de 401 a 335 plazas para poder estudiar.

En Michoacán, las y los jóvenes de escasos recursos que aspiran a trabajar en el sector educativo, deben pasar por la formación normal, por lo que una reducción en la matrícula, significaría para muchos de ellos, perder una oportunidad de empleo, y de vida.

Este martes por la mañana, las protestas de las y los normalistas subieron de tono. Entre las 11 y 11:30 horas, un grupo de aproximadamente 20 personas –de acuerdo a la delegación local de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes-, presumiblemente estudiantes normalistas, pero básicamente de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga de Tiripetío –una de las instituciones con mayor activismo político y social de Michoacán-, se apoderó de una camioneta de carga de color blanco de la empresa local Frimax, a la que poncharon llantas y cruzaron sobre la vía del tren, para bloquear esta importante vía de comunicación terrestre, a la altura del kilómetro N-400.

Ante esta movilización de protesta de los normalistas, el Gobierno de Michoacán que dirige Silvano Aureoles Conejo, activó casi tres horas después, un operativo de retiro del bloqueo, dispersión y detención de manifestantes. Poco después de las 14:00 horas, elementos de la Policía Michoacán, llegaron a la zona del bloqueo ferroviario; sobre la carretera Calzontzin-Uruapan, instalaron un filtro de seguridad sobre el Boulevard Industrial, para poder identificar y detener a los activistas.

Allí, pretendieron detener un microbús de transporte urbano, que habría sido secuestrado, y que fue utilizado por los estudiantes para huir del operativo, y probablemente refugiarse en la Escuela Normal Indígena de Michoacán, en la comunidad de Carapan, en el mismo municipio de Uruapan. Los tripulantes de la unidad, indicaron al conductor, no detenerse, por lo que aceleró, evadiendo sobre el carril contrario, el filtro policíaco instalado sobre la carretera.

Ante la acción evasiva, al menos seis elementos de la Policía Michoacán detonaron rifles y pistolas hacia el camión. En el video del celular de una persona, tomado desde la unidad, se advierte claramente el momento en que el microbús, acelera y libra por el carril izquierdo, el filtro de seguridad en el que había elementos, y camionetas de la corporación, además de vehículos sin logos, presuntamente de particulares.

  • Dale, dale, dale. ¡No te puedes parar! ¡No te puedes parar!, grita con desesperación una persona, varón, mientras la imagen registra la actuación de los elementos, que se desplazan y apuntan al camión, e inmediatamente varias detonaciones.
  • ¡Nos están tirando balazos, señores! ¡Nos están tirando, nos están tirando! ¡Nos están tirando, dale, dale, dale! ¡Nos están tirando, nos están tirando! No para de gritar, el de la voz que, al parecer, también, es el autor de la grabación, en tanto que se advierte, casi al final de este video clip de 25 segundos, la polvareda dejada por el microbús en aceleración y fuga, y una camioneta oficial de la Policía Michoacán, que lo alcanza, al rebasar por la derecha.

Con el video, además, se corrobora que no hubo enfrentamiento alguno, porque los balazos no fueron contestados, y porque fue un momento muy breve. Tampoco se identifican elementos de la Guardia Nacional, como sostiene el gobierno de Michoacán en un comunicado de su Coordinación General de Comunicación Social.

En el segundo video de 29 segundos, se muestra el microbús en fuga, ya en área urbana, y adelante una camioneta Nissan, en convoy, al parecer, también con estudiantes normalistas, en la caja. En otras palabras: los jóvenes normalistas, lograron huir de la Policía Michoacán.

En dicho comunicado, compartido a los medios de comunicación hacia las 16:30 horas, el gobierno de Michoacán asegura que “… la unidad de pasaje fue ubicada en el filtro de revisión en Uruapan y, al marcarle el alto, el conductor aceleró e intentó embestir al personal y civiles”, y agrega: “Ningún acto fuera de la ley será tolerado, más cuando ponen en riesgo la integridad de familias”.

En el primer párrafo asegura el gobierno estatal: “La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Guardia Nacional, mantienen una acción operativa en esta ciudad, luego de los hechos registrados, donde un autobús de pasajeros que fue despojado al operador, evadió un filtro de revisión e intentó embestir al personal policial que se encontraba en el lugar… poniendo en riesgo la integridad de los elementos y civiles que se encontraban a bordo de otros vehículos”.

El gobierno michoacano justificó el operativo, aunque omitió la parte del ataque a balazos por parte de los efectivos policíacos, que debían velar por la seguridad de todas y todos los ciudadanos, incluidos los normalistas: “Derivado de este hecho, se realizó el uso de la fuerza pública para detener la unidad, misma que se dio a la fuga y que hasta el momento, a través de un despliegue operativo conjunto, es buscada para detener a los implicados en el hecho y ponerlos a disposición de la autoridad competente”.

El gobierno de Silvano Aureoles fue contundente: “La SSP no dará un paso atrás para garantizar el orden y la paz públicos ante todo acto que transgreda la ley; ningún acto fuera de la ley será tolerado, más cuando ponen en riesgo la integridad de familias”, y eso, al parecer, incluye el uso de arma de fuego contra las y los estudiantes normalistas.

Extraoficialmente, por las imágenes en el video y fotografías en redes sociales, se sabe que un joven estudiante normalista, recibió tres impactos de bala por arma de fuego, y una alumna presentaría cortes en los brazos y cara, provocados por pedazos de vidrio, de los cristales del camión, destruidos por los proyectiles. El conductor del autobús, también tendría lesiones, pero no se sabe de qué naturaleza y magnitud. Las tres personas fueron trasladados a un Centro de Salud en Uruapan.

La Sección XVIII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación cuyo comité ejecutivo seccional emana de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), hizo un posicionamiento en sus redes sociales contra “… la represión vil de Silvano Aureoles”, y exigió respeto a los estudiantes normalistas y sus formas de organización. Recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ofreció respetar y fomentar la educación normalista, pero la Secretaría de Educación de Michoacán se empeña en una oferta educativa con reducción de matrícula. Y denunció: “Contrario al espíritu del manejo de la política y la pretensión de llegar a buenos acuerdos, la Policía Michoacán efectuó el día de hoy disparos de armas de fuego en contra de los estudiantes, que se dirigían a la comunidad de Calzontzin”.

Y claramente advirtió: “Responsabilizamos al gobernador Silvano Aureoles Conejo, de los hechos y consecuencias que surjan, ya que no ha tomado una actitud consecuente con la postura federal… rechazamos terminantemente el uso de las armas y la violencia contra cualquier ciudadano y más contra compañeros estudiantes normalistas”.

Y fueron concretos y duros contra el Gobierno de Michoacán: “Exigimos castigo inmediato a quien dio la orden, y a los autores de los disparos contra los estudiantes, en los que tres personas resultaron heridas. Que no quede impune el acto que pudo haber cobrado la vida de estas personas”.

Minutos después de su ataque a balazos, en la cuenta oficial de Twitter @MICHOACANSSP, la Secretaría de Seguridad de Michoacán (que dirige el abogado Israel Patrón Reyes), emitió dos mensajes hacia las 15:30 horas: “Un autobús con reporte de robo evadió esta tarde un filtro de revisión de la #Policía Michoacán y #Guardia Nacional, instalado en el acceso a la ciudad de Uruapan, poniendo en riesgo la vida del personal y de civiles a bordo de otros vehículos que eran revisados”. Y en el segundo: “A la población en general le decimos que no se permitirán actos fuera de la ley, por lo que mantendremos las acciones operativas para ubicar la unidad, detener a los responsables y ponerlos a disposición de la autoridad”.

El presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán, Carlos Alberto Enríquez Barajas, en un posicionamiento publicado en su cuenta institucional en Facebook, dijo que: “Estos bloqueos generan gastos incuantificables y más aún durante la situación de emergencia sanitaria por la que estamos pasando, en donde el ferrocarril es considerado una actividad esencial (SIC) para la transportación de bienes de primera necesidad a todo el territorio nacional”.

Pidió al apoyo del gobierno federal “… para retirar esta manifestación y así continuar con la operación normal del ferrocarril, ya que, de continuar con el bloqueo, las consecuencias y daños en esta emergencia sanitaria pudieran llegar a ser catastróficos y lo único que generan es entorpecer la actividad” (SIC).

El gobernador Silvano Aureoles Conejo, tuvo este día una agenda de trabajo intensa, pero en ningún momento se pronunció sobre la agresión a balazos perpetrada por la policía a su cargo. En su cuenta de Twitter @Silvano_A. informó sobre la entrega de ocho patrullas a la Policía Ambiental y el equipamiento a las brigadas forestales. Minutos antes había liderado la reunión de la Mesa de Seguridad Ambiental donde confió que la Policía Ambiental, trabaja en el “… combate de delitos como la tala clandestina, el cambio ilegal de uso de suelo y las tomas clandestinas”, aunque omitió decir que Michoacán, es una de las entidades donde con mayor frecuencia se presenta la tala de bosques para cambio de uso de suelo forestal, para el cultivo de aguacate y berries como la fresa y zarzamora. Y que todo eso queda prácticamente impune.

Muy temprano, Silvano Aureoles asistió a la reunión con la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Michoacán, donde se revisaron avances de las acciones “… ante el #COVID19, especialmente en Lázaro Cárdenas y la posibilidad de instalar un laboratorio móvil allí para agilizar la detección de casos positivos”.

Esta balacera de la Policía Michoacán contra estudiantes normalistas, se presenta en el contexto de la aplicación de un decreto de aislamiento obligatorio por tiempo indefinido, y medidas sanitarias necesarias para el control del contagio del coronavirus SARS CoV-2 que ha ocasionado una pandemia de la enfermedad conocida como Covid-19, y que implica restringir la movilidad en todo el territorio michoacano, que comprende 113 municipios.

Pero también se presenta, en un marco histórico en el que el episodio de la desaparición forzada –y muy segura muerte-, de 43 estudiantes Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, México, entre los días 26 y 27 de septiembre de 2014, un suceso que marcó el fracaso y declive del gobierno del entonces presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, emanado del PRI.


Tags asignados a este artículo:
bliqueosblqueSilvano Aureoles Conejo