Últimas noticias

México: vida silvestre en peligro

México: vida silvestre en peligro

Amado Ríos Valdez/Ecología humana

Ciudad de México, México, 28 de febrero de 2019, Ultimátum.- Perdida entre la avalancha de noticias por el cambio de administración del gobierno federal, el 27 de noviembre de 2018, el Diario Excélsior dio a conocer que: “Crean la Unión por un Manejo Sustentable de Nuestra Biodiversidad. En el marco del Día Nacional de la Conservación, 25 federaciones, organizaciones y asociaciones dedicadas al manejo de vida silvestre y recursos naturales conformaron la Unión por un Manejo Sustentable de Nuestra Biodiversidad (UNBIO).”

Como parte de la nota se muestra una foto con los principales integrantes de la nueva organización llamada UNBIO. La foto parecía una reunión de capos, una foto de algunos de los principales saqueadores de la vida silvestre en México. A continuación, describiremos quiénes son y cuáles son sus intereses en el manejo fraudulento de la vida silvestre en México.

La llamada UNBIO es encabezada por Marie Palma Irizarry, que actualmente es la Directora General de Vida Silvestre (DGVS) en la SEMARNAT y en esos momentos era parte del equipo de transición por parte del equipo de Andrés Manuel López Obrador. Palma Irizarry era, antes de ocupar la titularidad de la DGVS, la directora de investigación del zoológico y criadero El Nido. El Nido es un aviario situado en el Municipio de Iztapaluca, Estado de México, que alberga a poco más de 3,200 aves y ha sido apoyada por años por la SEMARNAT y PROFEPA con recursos financieros y con ejemplares que se decomisan y entregan a El Nido, que funciona además como una UMA.

Con base en que Marie Palma Irizarry es directiva de El Nido, receptora de recursos y ejemplares por parte de la SEMARNAT y también fundadora de UNBIO, más de 10 organizaciones nacionales denunciaron que su nombramiento como titular de la DGVS como un abierto conflicto de intereses. El Centro para la Diversidad Biológica, Defenders of Wildlife de México, Teyeliz, Fundación Calidad de Vida Animal, Conservación de Mamíferos Marinos de México y Protectora Nacional de Animales, son algunas de las organizaciones que denunciaron este evidente conflicto de intereses, tal como se publicó en el Diario La Jornada el 13 de diciembre de 2018.

SAQUEADORES DE ESPECIES Y CORRUPTOS INHABILITADOS EN UNBIO.

En la foto referida aparecen también José Luis Paredes y Rubén Núñez, que son los principales saqueadores de Pepino de mar (Holoturias u Holoturoideos), que pagan precios de miseria a los pescadores, saquean los mares mexicanos y exportan al extranjero (principalmente los países asiáticos). Durante la pasada administración federal se les negaron la mayoría de los permisos de pesca y de exportación debido a que no demostraban la legalidad de la obtención de los pepinos de mar. Cabe mencionar que los pepinos de mar están en peligro de extinción debido a la sobreexplotación de que ha sido objeto en los últimos años.

Aparece también el Biol. Raúl Arriaga Becerra, quien, siendo Subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la SEMARNAT durante el gobierno de Vicente Fox, fue inhabilitado 3 años por la Secretaría de la Función Pública (SFP) en 2004, al haber expedido autorizaciones ilegales de aprovechamiento extractivo -permisos de caza para especies silvestres como borrego cimarrón, venado, jabalí, entre otros- en diferentes entidades de la República. Es muy comprensible por qué el Biól. Raúl Arriaga estaba tan contento en la foto. También fue denunciado por permitir la importación de 33 delfines provenientes de Islas Solomon a México, con destino a un acuario en Cancún, asunto documentado y denunciado en su momento por el IFAW, que logró integrar un expediente de alrededor de 150 hojas, con documentos oficiales que probaban diversas anomalías y presuntos delitos.

FICHITAS

Aparecen también en la foto de UNBIO: Josué Rangel Díaz director del Zoológico Benito Juárez, Morelia (el del lamentable caso de la Osa Yupik); Claudia Lewy Sánchez Aldana quien fue directora del zoológico de Chapultepec y que estuvo involucrada en el caso del gorila Bantú (quien firmó para dar fe que no hubo negligencia en el traslado de Bantú al zoológico de Guadalajara); Laura Gómez Montes, también exdirectiva del zoológico de Chapultepec; Mario Canales, directivo de clubes de caza de fauna silvestre; Teresa Moreno, representante de las más grandes empresas que “aprovechan” miles de ejemplares de vida silvestre de diversas especies; Carlos Manterola, que maneja el 80% o más de las UMAS que comercian con las aves en el Valle de Lerma; Ernesto Zazueta Zazueta, presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, A.C. (Azcarm) y empresario director de la empresa Fiesta Zafari, S. A. de C. V al que el Gobernador Ignacio Peralta de Colima concesionó de forma “irregular” el parque y zoológico metropolitano “Griselda Álvarez”, esto a pesar de que enfrenta desde 2014 señalamientos por incumplir una concesión similar en el Zoológico Ostimuri, de Ciudad Obregón, Sonora, razón por la que en 2014 el establecimiento fue clausurado por la Profepa. De acuerdo con la revista Proceso, el 14 de agosto de 2016 todavía se encontraba abierto el expediente PFPA/4.3/2C.27.3/00015-15 de la Profepa por maltrato, así como por deficiente cuidado y alimentación de los animales.

BROCHE DE ORO: SAQUEO EN LAS UMAS DE CHIAPAS

Para cerrar con broche de oro, pero no menos grave, es la presencia y activismo en la UNBIO de Manuel Anzaldo Meneses, ya que este personaje junto con su esposa Juana García Palomares, han sido de los principales saqueadores de ejemplares de vida silvestre en Chiapas, muchos de ellos en peligro de extinción. Durante los años que funcionó el Programa de Subsidio para las UMAS (2010-2016) esta pareja engañó y cometió fraude a decenas de campesinos y organizaciones rurales a los que les pillaron recursos, les timaron con los animales y fueron los responsables de la introducción de ejemplares exóticos e invasores a las especies nativas de Chiapas, todo ello en complicidad con funcionarios de la Delegación de la SEMARNAT en Chiapas y de la DGVS en las oficinas centrales. Incluso se pudo documentar que los ejemples de venado cola blanca texanos, que esta pareja singular introdujo en Chiapas, fue la causante de una epidemia de nemátodo hasta entonces desconocido en las especies nativas (caso documentado por el fallecido profesor de la UNACH, Dr. Darío Marcelino Güiris).

En los expedientes de la Delegación de la SEMARNAT en Chiapas existen más de 20 actas con los dramáticos testimonios de los campesinos engañados y defraudados en los que los nombres de Manuel Anzaldo y Juana García Palomares son el común denominador. De todas esas denuncias, 3 de ellas se hicieron ante la PGR desde el año 2014 y los demás defraudados no quisieron denunciar por miedo a esa tenebrosa pareja. Hoy en día se relamen sus prominentes bigotes para seguir engañando a campesinos pobres y saqueando a las especies amenazadas y en peligro de extinción, pues su aliada y miembro de su misma organización es la que encabeza la Dirección General de Vida Silvestre. Nada bueno puede salir para México de esa alianza.


Tags asignados a este artículo:
MEXICOpeligro de extinciónsemarnat