México tiene avances tecnológicos en el cultivo de robalo blanco (Centropomus viridis y Centropomus undecimalis)

México tiene avances tecnológicos en el cultivo de robalo blanco (Centropomus viridis y Centropomus undecimalis)

Ciudad de México, México, 15 de junio de 2020, Pesca en Directo.- Para fortalecer el consumo local, y reducir la presión de pesca en poblaciones silvestres, el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo Mazatlán (CIAD) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) campus Sisal en Yucatán trabaja en la investigación acuícola para el cultivo de robalo blanco (Centropomus viridis en el Pacífico y Centropomus undecimalis en el Golfo de México).

Desde 2015, el Inapesca inició formalmente los trabajos de investigación coordinada; la primera etapa del proyecto de investigación consistió en adaptar a los reproductores a vivir en cautiverio y lograr un ambiente adecuado para su reproducción. La primer madurez y corrida fue realizada con éxito por el personal del CIAD Mazatlán, consistente en 120,000 crías con una supervivencia superior al 60% en el año 2017.

El robalo blanco es un producto con una gran demanda para consumo debido a que es una especie con calidad, valor nutricional, proteínico, buen sabor y consistencia, la producción anual combinado (captura y cultivo) es cercana a las 20,000 toneladas. Por esta razón el Inapesca busca la adaptación del robalo, a temperaturas, alturas diversas y salinidad de agua, buscando generar un paquete tecnológico que derivará en transferencia tecnológica en beneficio de productores de todo el país.

El MC Rodrigo Martínez Moreno, investigador del Inapesca, en la actualidad solamente el CIAD Mazatlán tiene una reproducción de robalo de manera controlada y a escala piloto-comercial, mientras que la UNAM campus Sisal en Yucatán y la Universidad Autónoma de Juárez en Tabasco, tienen producción de manera experimental.

En la fase actual del proyecto, el Inapesca junto con productores locales, realiza investigación para la engorda del robalo blanco en diversos medios y ambientes tales como jaulas flotantes (15 metros de diámetro x 5 de profundidad), con la empresa Proveedora Mar y Cultura en la Bahía de Topolobampo en Sinaloa. También estanquería rustica (1/4 de hectárea) con la empresa Maricultura del Pacifico en Teacapan Sinaloa; y estanques de geo membrana (9 metros de diámetro X 1.20 de profundidad) en la granja El Barrito en Jalisco, con una siembra total de 620,000 robalos.

Las empresas que se dedican a la engorda han encontrado un nicho de distribución para robalo producido en acuacultura, ya que brinda algunas ventajas como: etiqueta de sustentabilidad, (producto no capturado en épocas de veda, cría de laboratorio certificado y manejo de buenas prácticas) y la garantía de que es un producto fresco al momento de la venta, con un valor cercano a los $ 150.00 por kilogramo.

Inicialmente, desde ese año de 2015, las y los investigadores del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), desarrollaron la biotecnología propia para el cultivo y engorda del robalo blanco (Centropomus undecimalis), cobo jeto de lograr la recuperación de los niveles de abundancia de esta especie en zonas productoras del Golfo de México.

En la primera parte de este proyecto, especialistas del Centro Regional de Investigación Pesquera del INAPESCA en Tampico y del Centro de Estudios Tecnológicos del MAR (CETMAR 09), recolectaron organismos para experimentos en laboratorio donde son sometidos a estudios en estanques con sistemas de recirculación de agua.

En la segunda fase los investigadores iniciarán el proceso de cultivo experimental para obtener un lote de reproductores destinado a la generación de crías. Los estudios siguieron para contar con la información necesaria para definir totalmente el proceso de reproducción, desove y obtención de crías para completar el ciclo reproductivo de la especie.

Al principio, el proyecto incluyó el diseño de un sistema de recirculación de agua para el cultivo intensivo de peces marinos en sus etapas juvenil, pre adulto y adulto, tanto de robalo blanco silvestre como domesticado. Se consideró también el desarrollo de procedimientos para la inducción a la maduración y desove.

Actualmente, en el laboratorio, los organismos reciben alimentación con base en un registro de consumo y se les practican biometrías periódicamente para conocer el incremento de peso y talla.

Durante el cultivo, cotidianamente se anotan las variables de calidad del agua y los estanques se mantienen en óptimas condiciones sanitarias.

Los técnicos del Inapesca y de instituciones colaboradoras, han observado un incremento en el crecimiento y peso medio de los organismos, lo cual que indica que esta especie tiene potencial acuícola, que permitirá su domesticación en cautiverio para incrementar la producción.

El robalo blanco es una especie de gran importancia comercial en las costas del Golfo de México y existe interés de parte de pescadores, acuicultores e inversionistas en participar en proyectos de cultivo para recuperar sus niveles de abundancia y fuentes de empleo que propicia la pesquería.


Tags asignados a este artículo:
CentropomusCONAPESCAINAPESCAPesca en Directo