Empleos ambientales

Ver más

Aprendiz de reportera, México

Postúlate: La fecha límite para postularte al

Agenda ambiental

Ver más

Feria Matemática de Morelia 2020 de la UNAM

Morelia, Michoacán, México, 11 de marzo de

Los instrumentos más precisos del planeta son los detectores de ondas gravitacionales

Los instrumentos más precisos del planeta son los detectores de ondas gravitacionales

Morelia, Michoacán, México, 30 de junio de 2016, México Ambiental.- El pasado 11 de febrero de 2016 fue anunciada la primera detección de ondas gravitacionales en la historia. Estas ondas gravitacionales se originaron de un evento cósmico muy violento: la fusión de dos hoyos negros, a una distancia de aproximadamente 1.4 mil millones de años luz, explicó Robert Oeckl.

 

Las ondas gravitacionales, explicó, son un fenómeno predicho por el físico Albert Einstein hace 100 años como parte de su famosa teoría de la relatividad general. Esa teoría forma la base del entendimiento moderno del cosmos.

 

Las ondas gravitacionales comparten características con otras ondas que experimentamos en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, mencionó que una piedra que cae en un lago produce ondas en forma de olas que se alejan del punto de impacto en círculos concéntricos. De forma similar, eventos cósmicos involucrando objetos muy pesados con cambios drásticos en sus movimientos generan ondas gravitacionales.

 

Estas ondas, añadió, son enviadas en todas las direcciones, alejándose de su origen a la velocidad de la luz. Llegan hasta la tierra incluso si su origen está en un punto muy lejano del universo.

 

Las ondas gravitacionales, tienen el efecto de distorsionar el espacio de una manera periódica. Concretamente, dijo que el paso de una onda causa un cambio en la distancia entre dos objetos fijos, aumentándola y disminuyéndola periódicamente. Este cambio es tan minúsculo que normalmente no se sabe cuándo pasa una onda gravitacional, tanto que Einstein originalmente pensó que nunca se podrían detectar ondas gravitacionales. Sin embargo, grandes avances en ciencia y tecnología lo han hecho posible.

La detección fue lograda con dos interferómetros. Un interferómetro, explicó, es un instrumento que consiste de dos brazos de igual longitud, en forma de “L”.

 

Y explicó: “En el punto central hay un láser que emite dos rayos de luz, uno en cada brazo. Al final de cada brazo hay un espejo, reflejando la luz de regreso al punto central. Ahí se mide la diferencia de tiempo entre la llegada de luz de un brazo y de otro. Como la velocidad de la luz es constante, este tiempo sirve para determinar la diferencia entre las longitudes de los dos brazos. Como una onda gravitacional que disminuye las distancias en la dirección de un brazo los aumenta en la dirección perpendicular del otro brazo, medir esta diferencia duplica el efecto”.

 

Los interferómetros están localizados en dos estados diferentes de los Estados Unidos de América a fin de evitar una confusión de una fuente de ruido local con una señal del cosmos. Los interferómetros son instrumentos grandes, sus brazos tienen una longitud de 4 kilómetros. Su precisión es absolutamente asombrosa que permite actualmente detectar ondas gravitacionales; son los instrumentos más precisos del planeta.


Tags asignados a este artículo:
GravitacionalesOndasUNAM

Artículos relacionados

Avanza producción agrícola en México

Se prevé que en 2015 se alcancen las 40.5 millones de toneladas en la producción agrícola Foto: Sagarpa Ciudad de

COFEPRIS realiza análisis de sanitario en 269 playas del país

Ciudad de México, México, 16 de abril de 2019, México ambiental.- Por motivo al periodo vacacional de semana santa, la

Sin salvación posible: ¿Qué haremos cuando llegue el ‘armagedón’ de los antibióticos?

Reino Unido, 2 de abril de 2016, Actualidad RT.- Un informe elaborado por el Review on Antimicrobial Resistence –colectivo dedicado