Los desastres naturales y su impacto

Los desastres naturales y su impacto

Ciudad de México, DF, México, 12 de octubre de 2015, México Ambiental.- Muertes, impacto a nivel social, económico y ambiental han sido los resultados de desastres naturales a lo largo de la historia; esto sobre todo en países en de desarrollo. Pero inundaciones, sequías, ciclones, terremotos o erupciones volcánicas, que son fuerzas naturales, han tenido la ayuda de la actividad humana.

En el marco del Día Internacional para la Reducción de los Desastres, que se conmemora este 13 de octubre, Nathalie Jean-Baptiste, del Centro Helmholtz de Investigación Ambiental en Alemania y hoy de intercambio en la UNAM, impartió la charla Vulnerabilidad social y percepción de riesgos: una aproximación global, en la Facultad de Psicología.

Zonas de peligro

La inseguridad en una zona puede darse por factores naturales, socionaturales o antropogénicos, acompañada de vulnerabilidad. Las zonas vulnerables suelen ser aquellas ubicadas en las costeras por la elevación del nivel del mar, la interacción de diversos ecosistemas en riesgo y la densidad poblacional. No obstante, también se exponen las urbes localizadas en zonas sísmicas y las que sufren eventos extremos como inundaciones y sequías.

Para prevenir un desastre se debe detectar el nivel de ésta última en el sistema en riesgo a través de un análisis que mida su susceptibilidad, sensibilidad y exposición a posibles peligros. Así, se gesta un mejor entendimiento de estas contingencias y del impacto de los eventos.

Para ello, es necesario acortar la brecha entre investigadores y profesionales sobre la reducción de amenazas del entorno y desastres. Además, se debe buscar que la gestión influya en temas como administración de recursos hídricos, ordenamiento territorial, planeación urbana y desarrollo económico.

La situación socioeconómica también puede ser un factor determinante. Y que, por ejemplo, una localidad de escasos recursos tendrá mayores dificultades para regresar a cierta normalidad después de uno de estos eventos. En este contexto, las autoridades locales tienen un papel importante, sobre todo en la comunicación.

Respecto a la prevención y reducción de amenazas, algunos países como Alemania invierten en medidas estructurales para mejorar su infraestructura y robustecerla. Otros se enfocan en brindar conocimiento y herramientas para que la población se proteja. Sin embrago, estas medidas dependen del tipo de contingencia y de los recursos institucionales asignados a la prevención.

La Asamblea General de la ONU designó el 13 de octubre como Día Internacional para la Reducción de los Desastres, con el propósito de crear conciencia entre los gobiernos y personas para que tomen medidas y minimicen riesgos.


Tags asignados a este artículo:
DesastresMexico AmbientalONUUNAM