Las manos gigantes que adornan Venecia, con participación oscense

Las manos gigantes que adornan Venecia, con participación oscense

Rosa Calvo

 

La escultura de Lorenzo Quinn fue construida en las instalaciones de Tecnmolde. Foto: Lorenzo Quinn/ Facebook

 

Huesca, Aragón, España, 24 de mayo de 2017, El Heraldo.- ‘Support’ es el nombre que ha dado el artista italiano Lorenzo Quinn -hijo del actor Anthony Quinn-, a la espectacular escultura que acaba de inaugurar en la ciudad de Venecia. En góndola o a pie, es imposible no posar la vista sobre las dos enormes manos gigantes que se apoyan en uno de los edificios y con los que el escultor ha querido transmitir el mensaje de que “podemos hacer un pequeño esfuerzo para frenar el cambio climático, que nos afecta a todos”, según reza en su Facebook. Lo hace en una publicación en la que también da las gracias a todos los que han colaborado en la creación, y entre los que se incluye la empresa altoaragonesa Tecmolde, establecida en Loporzano, y de donde han salido multitud de escenografías de películas, decorados y diseños.

 

Aunque Julio Luzán, responsable de la empresa oscense, y nombrado directamente por Quinn junto a su hija Irene en los agradecimientos por la escultura, no quiere protagonismo en un trabajo así, y se lo otorga totalmente al artista, considerándose un mero ejecutor. “Tenemos mucho respeto a los creadores, a los derechos, y más cuando se trata de obras de arte”, dice Luzán. No obstante, las redes sociales de Lorenzo Quinn no dejan lugar a dudas de su agradecimiento y vinculación con Tecmolde, con los que han trabajado en más ocasiones.

 

El propio Quinn se muestra abrumado ante las numerosas muestras de admiración que ha recibido esta espectacular escultura. “Venecia es una ciudad de arte flotante que ha inspirado a culturas durante siglos. Pero para continuar haciéndolo necesita el apoyo de nuestra generación y de las futuras, porque está amenazada por el cambio climático y el deterioro del tiempo”, dijo el artista en el momento de la inauguración, coincidiendo con la apertura de la Bienal de Venecia.

 

Las manos elegidas por Quinn son las de su propio hijo, que tomó como referencia a la hora de realizar los moldes de su escultura. “La mano contiene mucho poder: para amar, odiar, crear, destruir”, aseguró el artista a la hora de justificar su elección.


Tags asignados a este artículo:
esculturamundooscenseVenecia

Artículos relacionados

La alarma por el cambio climático se dispara en el sur de Europa

ESTHER SÁNCHEZ Madrid, España, 10 de noviembre de 2018, El País. – A un mes de que se celebre la

Los dientes podrán ahora reescribir la historia de la especie humana

Madrid, España, 24 de Febrero de 2016, Gonzalo López Sánchez, ABC.- Cuando los científicos tratan de reconstruir el pasado del

Mala noticia para Chile: científicos determinan dónde se producirá el próximo ‘terremoto del siglo’

Consecuencias del terremoto en la parte central de Chile, en la ciudad Coquimbo, 17 de septiembre de 2017. Foto: Ivan Alvarado