Últimas noticias

La UNAM, desarrolla metodología de punta para generar atlas de riesgos metropolitanos

La UNAM, desarrolla metodología de punta para generar atlas de riesgos metropolitanos

Ciudad de México, México, 6 de junio de 2019, México Ambiental.- Para reducir el impacto negativo en las ciudades, su infraestructura urbana y en las personas, científicos del Instituto de Geografía (Ing.) de la UNAM, crearon un método innovador para hacer atlas de riesgos metropolitanos, donde se analizan los peligros y daños a las urbes y sus poblaciones, desde una perspectiva integral, para identificar el origen y problemática de los riesgos.

El proyecto en su etapa piloto, integra la problemática territorial, física y urbana de nueve municipios de Jalisco, incluida Guadalajara, que es la segunda ciudad más grande de México, y fue realizado para el Instituto Metropolitano de Planeación (IMEPLAN) de la capital jalisciense.

Ahora mismo la quinta parte de los municipios del país tienen atlas de riesgos, aunque poco más del 60 por ciento de la población de toda la nación vive en alguna de sus 74 zonas metropolitanas, explicó Manuel Suárez Lastra, director del Ing., en conferencia de prensa, y resaltó que hacer atlas de riesgos metropolitanos no sólo resuelve un problema asociado con la territorialidad del riesgo y de los peligros, “… también el que tiene que ver con el financiamiento, pues es mucho más barato y efectivo hacer un atlas metropolitano, que uno por cada municipio”.

Víctor Orlando Magaña Rueda, investigador del Ing. y colaborador del proyecto, destacó que los atlas tradicionales de riesgos incluyen mapas que indican cuáles son los peligros, pero rara vez tratan el tema de la vulnerabilidad.

El objetivo de la propuesta metodológica, es entender cómo funciona el sistema, por eso se analiza toda el área metropolitana en su conjunto.

Refirió que un desastre, se entiende como un evento que causa daños significativos y pérdidas de personas o pertenencias humanas. En los países en desarrollo, las pérdidas materiales y humanas pueden ser alarmantes, pues las acciones de prevención son por lo general limitadas o inexistentes.

“Un buen diagnóstico de riesgo debe permitir una gestión adecuada. Los atlas de riesgos son parte de la estrategia de gestión de riesgo de desastre”, remarcó.

Magaña Rueda informó que los diagnósticos de riesgo que se presentan en este instrumento, actualmente en fase piloto, definirán muchas de las acciones de comunicación entre autoridades y población, y llevarán a una mejor gestión preventiva.

La idea, por ejemplo, es identificar qué tan capaz somos para modelar una inundación, y así encontrar las causas y, a partir de ellas, las soluciones. De eso se trata exactamente un atlas de riesgos, detalló.

Nayhelli Ruiz Rivera, secretaria académica del Ing. e investigadora del proyecto, indicó que los atlas de riesgos no tienen una sola función. Se pueden diseñar para la protección civil y la gestión de las emergencias, pero también para procesos de planeación urbana y autogestión de riesgos.

Dijo: “Lo que proponemos es generar productos que logren que los usuarios hagan una decodificación, comprensión y apropiación del conocimiento que está integrado en el atlas”.

Cecilia Izcapa, del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), se refirió al Atlas Nacional de Riesgos, como una herramienta para la toma de decisiones, que contiene los atlas estatales y municipales de riesgos. “Son más de nueve mil capas de información con aspectos naturales del territorio, escenarios de riesgos, vinculación en tiempo real con organismos de sismología o de incendios forestales.

“Vemos al Instituto de Geografía de la UNAM como un aliado para seguir avanzando en el tema, y agradecemos esta nueva metodología que hoy ofrecen”, explicó.

Suárez Lastra destacó que los atlas de riesgos deben ser públicos, pues la población debe saber a qué peligros está expuesta. “Eso tiene un efecto en la reducción de riesgos. Si sabemos a qué peligros estamos expuestos, tenemos mucha más oportunidad de actuar”.


Tags asignados a este artículo:
MEXICOUNAM

Artículos relacionados

Bobok, el sapo que salvó a los yaquis de la sequía

Fuente: Tradición oral yaqui. Conagua. Ciudad de México, México, 12 de abril de 2018, México Ambiental.- Se dice que hace

Reintegran a su hábitat a un cocodrilo de pantano y un venado cola blanca

San Francisco de Campeche, 28 de enero de 2019, México Ambiental. – La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)

Presentan herramientas para delimitar, caracterizar y manejar sosteniblemente los humedales

Ciudad de México, DF, México, 3 de Febrero de 2016, Comunicado, CONAGUA.- Con el fin de dotar al personal técnico

Sin comentarios

Write a comment
Aún sin comentarios! Puedes ser el primero en comentar este artículo!

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.
Los campos requeridos están marcados*