La Profepa, sin indicios sobre la muerte de 137 lobos marinos de California (Zalophus californianus) en Comondú Baja California Sur; aparecen 25 más

by Rafael Malpica | 15/09/2020 3:11 pm

Ciudad de México, México, 15 de septiembre de 2020, México Ambiental.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) activó el 4 de septiembre pasado el Protocolo de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos, en Playa San Lázaro, Bahía de Ulloa, municipio de Comondú, en Baja California Sur, donde un día antes se reportó la presencia de 137 cadáveres de lobos marinos de California (Zalophus californianus), en un hecho no solo lamentable, sino inexplicable por la magnitud de la mortandad.

En los días sucesivos a la investigación de la Red de Varamiento de Mamíferos Marinos de La Paz, y de la Profepa, se localizaron los cadáveres en avanzado estado de descomposición de 25 lobos marinos varados al norte de Cabo San Lázaro, Baja California Sur.

Los cuerpos fueron localizados y reportados por diferentes prestadores de servicios turísticos de Bahía Asunción y Bahía San Roque dentro de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, ubicada a unos 300 kilómetros de la región del Golfo de Ulloa.

Los 25 lobos marinos habrían sido arrastrados a la playa por las corrientes, por lo que los habitantes de las comunidades avisaron a integrantes de la Red de Varamientos, quienes también participaron en el primer evento con la toma de muestras a los ejemplares, y que ahora se hicieron cargo de nueva cuenta del confinamiento de los cadáveres.

No obstante, este descubrimiento, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), no han informado oficialmente sobre el nuevo hallazgo de lobos marinos de California muertos, que, de acuerdo a algunos especialistas, es un incidente correlacionado con los 137 individuos muertos que aparecieron en Cabo San Lázaro el 3 de septiembre.

Investigación de los 137 lobos marinos muertos

En atención a un reporte de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que a su vez respondió a las denunciadas ciudadanas en redes sociales, personal de la Profepa de oficinas centrales y de su representación estatal, desde el 4 de septiembre recorrieron por tierra durante tres días aproximadamente 130 kilómetros de playas, y contabilizaron 137 cadáveres de lobos marinos de California, -que presentaban una característica cresta en la cabeza-, de los cuales 136 eran machos y una hembra. Las edades de los ejemplares descubiertos van de cinco a nueve años de edad, con un peso promedio de aproximadamente 200 kilos y 2.4 metros de longitud.

En los cuerpos, no se observaron marcas de origen antropogénico provocadas por redes (artes de pesca) o golpes y cortes causados por algún tipo de embarcación. La zona de la Bahía de Ulloa, es una zona de alta productividad pesquera, que da trabajo a decenas de familia, y que genera más de 110 mil toneladas al año de diferentes productos pesqueros.

Sin resultados concretos por las observaciones directas de los cadáveres, y dado que aún no llegan los resultados de los análisis de laboratorio, algunos expertos en mamíferos marinos de México –e incluso extraoficialmente en círculos de la Profepa- se maneja como la principal hipótesis para explicar este incidente mortal, una intoxicación masiva por marea roja, un fenómeno natural provocado por la proliferación de algas que contienen toxinas.

El biólogo Fernando Elorriaga, investigador del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional, con sede en La Paz, Baja California Sur, comentó en redes sociales que las evidencias apuntan a precisamente a la hipótesis de la intoxicación: “Estos machos se alimentan en ciertas zonas y podrían haber consumido un recurso contaminado. Hay una segmentación por sexo de áreas de alimentación y por eso no cayeron otros grupos”. El científico mexicano consideró que la única hembra encontrada muerta, “… podría haber llegado viva y quizás no fue parte del evento”.

De los ejemplares, cuatro se encontraron recientemente varados, por lo que, conforme al “Protocolo de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos”, se procedió a su medición y se les tomaron muestras de cerebro, pulmón, corazón, hígado, riñón y grasa corporal para determinar las posibles causas de muerte.

Para transparentar los resultados, diferentes laboratorios practicarán análisis histopatológicos, toxicológicos y bacteriológicos de las muestras tomadas por la Profepa, para que expertos las estudien y determinen las posibles causas del varamiento y muerte de los ejemplares de lobos marinos hallados sin vida, y así, las autoridades ambientales puedan aplicar las medidas correspondientes para la protección de esta especie y del ecosistema.

La bióloga Aurora Paniagua, también investigadora del CICIMAR – IPN y presidenta de la asociación civil Mmares, Megafauna marina, atención, rescate, ecología y sociedad, confirmó que ella y ninguno de sus compañeros de la Red de Varamientos de Mamíferos Marinos, de BCS, habían tenido noticias, sino hasta ahora, de un evento de muerte con esta alta densidad. En los últimos ocho años, se han reportado casi 300 casos de organismos varados y muertos en la Bahía de Ulloa y playas cercanas, que incluye ballenas grises a delfines comunes, pero casi todos individualmente, y excepcionalmente en grupos de entre dos y cinco ejemplares, y excepcionalmente más de 10.

“Ver lobos marinos muertos, y en esa cantidad nunca me había tocado”, refirió Aurora Paniagua, al confirmar que antes del episodio en la playa de San Lázaro, el mayor incidente de mortalidad masiva de mamíferos marinos en la costa norte de México fue de menos de 100 ejemplares.

A diez días del hallazgo y de la toma de muestras, la Profepa no ha informado sobre el resultado de los estudios de laboratorio y autopsia de algunos de los cuerpos localizados, y tampoco sí hay nuevos registros de presencia de nuevos cadáveres. El silencio es total.

Source URL: http://www.mexicoambiental.com/la-profepa-sin-indicios-sobre-la-muerte-de-137-lobos-marinos-de-california-zalophus-californianus-en-comondu-baja-california-sur-aparecen-25-mas/