La muerte del elefante “Benny” fue causada por una insuficiencia renal crónica

La muerte del elefante “Benny” fue causada por una insuficiencia renal crónica

Ciudad de México, México, 3 de febrero de 2017, México Ambiental.- De acuerdo a los estudios realizados por el Departamento de Patología de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, la muerte del elefante asiático (Elephas maximus) de nombre “Benny”, se debió a una insuficiencia renal crónica, así lo dio a conocer la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Esto fue confirmado por los análisis ordenados por esta autoridad federal a la Comisión Estatal de Parques Naturales y de Fauna (CEPANAF) del Gobierno del Estado de México, respecto del fallecimiento del paquidermo que se mantenía desde 2014 bajo resguardo en el Parque Ehécatl, en el municipio de Ecatepec.

Las pruebas de histopatología, bacteriología y serología, practicados en órganos  tales como riñón, hígado, pulmón, corazón, músculo esquelético, etc., obtuvieron como resultado que el ejemplar presentó una insuficiencia renal crónica por lesiones identificadas en las secciones de ambos riñones.

Es importante señalar que el riñón es un órgano que se encarga entre otras funciones de la filtración y eliminación de toxinas y desecho del organismo, por lo cual al presentar el elefante “Benny” un daño renal grave se comenzaron acumular en el torrente sanguíneo excesos de sales y desechos nitrogenados.

Dicha situación provocó con el tiempo acidosis metabólica, gastritis, la calcificación metastásica en el tracto gastrointestinal, pulmón, vasos sanguíneos y arterias, generando la disminución en la perfusión sanguínea causando la falla multisistémica, choque hipovolémico y choque cardiogénico por estrés oxidativo.

No obstante que la afección crónica de los riñones de Benny está ligada a la presencia de la bacteria Leptospira spp., no se pudo determinar el factor que desencadenó la muerte de Benny, luego de 15 años de cuativerio.

Una vez evaluado el informe de los estudios de laboratorio, la PROFEPA descarta la posibilidad de que el Parque Ecológico Ehecatl  haya actuado con negligencia así como el que se hayan cometido faltas al trato digno y respetuoso de Benny,  y que por consecuencia esto haya provocado su  muerte.

Una causa de afección del funcionamiento de los riñones la provoca la bacteria  Leptospira spp., la cual provoca una enfermedad zoonótica de amplia distribución mundial, que afecta a humanos y a un amplio rango de animales domésticos y silvestres, incluyendo a mamíferos, aves, anfibios, y reptiles.

Los principales síntomas en la mayoría de los casos de una leptospirosis son fiebre, cefalea, dolores musculares, articulares y óseos, ictericia, insuficiencia renal, hemorragias y afectación de las meninges.

Esta enfermedad tiene patrones característicos de transmisión ya que puede ser de tipo epidémico, endémico y esporádico.

Los factores más importantes para la aparición de leptospirosis epidémica, son las lluvias estacionales y con ellas las inundaciones; endémica lo constituyen el entorno húmedo tropical y las deficiencias higiénicas que ocasionan infección por roedores y poblaciones no controladas de perros; y esporádica se acompaña de contacto con entornos contaminados en diversos sitios: en el trabajo (veterinarios, limpiadores de desagües y trabajadores de rastro).

Es importante mencionar los antecedentes de procedencia de Benny; el mismo fue asegurado hace 15 años y estaba bajo resguardo del Zoológico de Zacango, quienes mediante un convenio con el municipio de Ecatepec lo enviaron en el 2014 al Parque Ehécatl a fin de acoplarlo con una hembra de su especie.

De acuerdo a lo anterior la PROFEPA concluye los trabajos de investigación sobre la muerte del ejemplar, identificando que el personal médico veterinario dio la atención oportuna en el transcurso de la enfermedad, y que terminó con un desenlace fatal.

Finalmente, a fin de garantizar el bienestar de la elefanta Vireky, compañera de Benny, se recomendó a la C.E.PA.NA.F., se incorpore con ejemplares de su misma especie, así como dar un seguimiento constante al ejemplar, ya que dada la biología de esta especie y al ser ejemplares acostumbrados a estar en grupo o manada, esta puede sufrir complicaciones por estrés y depresión; al encontrarse sola, teniéndose que revisar su dieta y alimentación.