Últimas noticias

La Fundación BBVA reconoce a los científicos que han medido el aumento del nivel del mar desde el espacio

La Fundación BBVA reconoce a los científicos que han medido el aumento del nivel del mar desde el espacio

Madrid, España, 9 de enero de 2019, El País. – La Fundación BBVA ha premiado a los investigadores Anny Cazenave, John Alexander Church y Jonathan Gregory por ser pioneros en la integración de las observaciones del mar vía satélite desde el espacio con medidas in situ y por haber desarrollado modelos matemáticos para describir de manera precisa el cambio global del nivel del mar. Este, según han advertido los científicos, “no se puede evitar, pero sí controlar”. Además, han precisado que el aumento es de 3 milímetros anuales, y que “no se produce de manera uniforme”.

Los modelos, que predicen con datos recopilados durante los últimos 25 años la evolución del mar hasta el año 2100, muestran que el nivel del mar puede crecer desde un cuarto de metro hasta más de uno a finales del siglo, según ha anunciado Cazenave. Y todo debido a “la expansión térmica de los océanos y los glaciares, consecuencia de la emisión de gases de efecto invernadero; uno de los principales causantes del cambio climático, ha asegurado el catedrático australiano del Centro de Investigación del Cambio Climático de la Universidad de Nueva Gales del Sur, John Alexander Church.

Los tres galardonados han participado de manera importante en la dirección del capítulo relativo al nivel del mar del informe del grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC por sus siglas en inglés). Cazenave, científica francesa del Laboratorio de Estudios en Geofísica y Oceanografía Espaciales del país vecino, ha asegurado que “la tasa de incremento del nivel del mar se debe a la actividad humana”. Este, ha seguido, constituye una de las consecuencias más tremendas del calentamiento mundial ya que el 25% de la población vive en zonas costeras. Por eso, “se tiene que dar a la sociedad información sobre este problema y cuál es la tendencia futura; es un reto tremendo”, ha advertido. La propia Cazenve cree que los datos son “la mejor respuesta a los escépticos de este fenómeno”.

Church, quien se encontraba en China en el momento en el que se ha fallado el premio, ha comentado que hay tres opciones para enfrentar este impacto. “Abandonar parte de la zona costera, que ya se está haciendo en algunas partes; adaptar el urbanismo mediante parques inundables en los que no se pueden colocar infraestructuras críticas, y proteger las ciudades con obras de ingeniería”. Church ha citado los casos de Londres, donde se ha instalado una barrera en el Támesis para controlar las crecidas del río.

El tercero de los reconocidos con este el galardón, el más importante en cuanto a investigación en cambio climático en el mundo, según ha anunciado Carlos Duarte, titular de la cátedra saudita Tarek Ahmed Juffali en Ecología del mar Rojo en la Universidad Rey Abdalá, ha comentado que es una elección de la sociedad la manera en la que se afrontan los efectos del cambio climático. Y que “a largo plazo, más allá del siglo XXI habrá muchos metros de diferencia entre el nivel del mar en la actualidad y el futuro”.

Hace 20.000 años, poco tiempo a escala geológica, el nivel del mar era 120 metros inferior al actual, y en los últimos 5.000 ha subido dos metros. Motivo por el que los expertos reconocen que “no todos los cambios que han pasado en el siglo XX han sido antropomórficos”. Los premiados han agradecido la labor de las agencias espaciales americana y europea, que les ha permitido observar el océano desde el espacio y medir con una precisión increíble la subida del mar. Es un reto medir una señal tan pequeña desde el espacio. “Gracias a esta tecnología y a las medidas insitu en los océanos, tenemos datos robustos y consistentes que permiten trasladar a la sociedad el impacto de la investigación que hemos desarrollado durante más de tres décadas”, ha zanjado Cazenave.

Este texto apareció originalmente en El País, puedes encontrar el original aquí. 


Tags asignados a este artículo:
cambio climáticoCienciaespaciomundoNiveles del mar

Artículos relacionados

El chocolate mantiene sano el cerebro

Estados Unidos, 23 de marzo de 2016, Muy Interesante.- Un revelador estudio publicado en la revista Neurology sugiere que beber

La abeja más grande del mundo, desaparecida durante 38 años, se encuentra en Indonesia

Bacan, Indonesia, 21 de febrero de 2019, The Guardian. – Mientras el pulgar de un adulto, con mandíbulas como un

La industria de la moda y su impacto ambiental: limpio, justo y bueno

Ciudad de México, México, 18 de diciembre de 2018, México Ambiental. – La huella ambiental de la industria de la