Últimas noticias

La bioincrustación en buques es un serio problema ambiental y económico que daña la biodiversidad marina

La bioincrustación en buques es un serio problema ambiental y económico que daña la biodiversidad marina

Ciudad de México, México, 15 de agosto de 2018, México Ambiental.- La bioincrustación en buques, que consiste en la adherencia a los cascos de las naves de organismos que habitan los fondos marinos y que al ser transportados se convierten en especies invasoras, constituye un problema muy serio que en los últimos años ha impactado a la biodiversidad marina y a la economía, reconoció la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México.

 

Organismos como esponjas, corales, moluscos bivalvos (ostras y mejillones), briozoos o braquiópodos, crustáceos del orden cirrípedos (percebes y balanos), ascidias y algas, entre otros, son solo una pequeña muestra de esos organismos que, adheridos a las embarcaciones locales y transoceánicas, se desplazan desde mares lejanos a nuevos ecosistemas donde sus poblaciones prosperan al encontrar condiciones ideales de alimentación y reproducción.

 

Además de los buques, estos organismos colonizan diferentes estructuras duras artificiales que se mantienen en permanente contacto con el agua, como las plataformas petroleras, muelles, boyas y objetos que podrían estar a la deriva como basura oceánica, pues cualquier superficie dura en el medio marino es hábitat potencial para especies bioincrustantes.

 

No bastante el problema ambiental y económico, existen pocos estudios sobre las especies bioincrustantes (Moser y Leffler, 2010), acepta la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio) que además diferenció entre algunas de estas especies, llamadas epibiontes (Moser y Leffler, 2010), que sólo se pegan a las estructuras y otras que las penetran y perforan y se conocen como infauna.

 

Para la industria marítima la prevención o tratamiento de epibiontes produce un gasto de 6,000 millones de dólares al año e implica un costo de 8,000 millones de dólares en combustible consumido, que a su vez produce 70 millones de toneladas adicionales de CO2 a velocidad normal (Geater, 2010), revela la Conabio.

 

La Semarnat informó que cuando se trata de bioincrustación de infauna los costos derivados de la bioincrustación se incrementan porque el peso o la actividad perforadora de los organismos daña las estructuras y obstruye las tomas de agua (Baker et al., 2004).

 

El tema de las bioincrustaciones comenzó a develarse en 1999 con el mejillón de franjas negras (Mytilopsis sallei) en la marina de Darwin, en la Bahía de Culley, Australia (Willan et al., 2000), donde gastaron más de 2.6 millones de dólares para erradicar la infestación de estos organismos y evitar su dispersión (Pyne, 1999).

 

Entre la diversidad bioincrustante que investigadores de la Woods Hole Oceanographic Institution inventariaron, se encuentran 15 especies de diatomeas, 45 macroalgas, cuatro esponjas, 88 hidroides, 52 poliquetos, 46 bivalvos, 141 balanos, 11 anfípodos, 75 briozoarios, 31 ascidias y variados representantes de otros grupos (Amog, 2001).

 

Ante este enorme problema global, la Organización Marítima Internacional (OMI) adoptó directrices de bioincrustación en su resolución MEPC.207 (62), que  representa un paso decisivo para reducir la transferencia de especies acuáticas invasivas por los buques.

 

En México apenas se estudia el problema.



Artículos relacionados

A partir del 1 de julio en vigor en Megalópolis, la Norma emergente de verificación vehicular

Ya está publicada en el DOF y entrará en vigor el 1 de julio en los seis estados de la

Se prevén temperaturas mayores a 35 grados Celsius en 26 entidades de México

Ciudad de México, México, 25 de mayo de 2018, México Ambiental.- El pronóstico para hoy es que la onda de

Plan de acción para la conservación de la mariposa monarca al 2024

Ciudad de México, México, 8 de mayo de 2019, México Ambiental. – Durante la 9a Reunión de Alto Nivel para