La arqueología subacuática del futuro. Por: Andrea Méndez Balcells

La arqueología subacuática del futuro. Por: Andrea Méndez Balcells

Inspecting human remains from Mayan sacrifices at Kanum Cenote

  • Inspeccionando restos humanos de sacrificios mayas, en el cenote Kanum. Foto: Michel Westmoreland

 

Península de Yucatán, México, 3 de noviembre de 2015, Cultura Colectiva.- Debajo de la tierra, en el “inframundo”, es donde habita nuestra verdadera historia, los restos de las civilizaciones que en algún momento poblaban la Tierra, los huesos de nuestros antepasados que el peso del tiempo se encargó de enterrar para que no nos fuera sencillo reencontrarnos.

El subsuelo de México está repleto de historia, principalmente en la península de Yucatán, el territorio que habitaron los Mayas hace más de un milenio. A lo largo de la península, se cree que existen más de 6 mil cenotes, entre otros más que aún se desconocen; estos pozos de agua cristalina eran profundamente adorados por los Mayas, para ellos representaban la luz y la oscuridad, el bien y el mal y la entrada al inframundo, es por esto que ahí realizaban ofrendas y rituales dedicados a los dioses.

El Dr. Guillermo de Anda es el primer arqueólogo mexicano en ser nombrado colaborador de la National Geographic Society, y durante 40 años ha enfocado sus investigaciones en los cenotes de la antigua cultura maya, basado en la inquietud del por qué  y cómo los antiguos mayas realizaron esfuerzos increíbles para construir dentro de estos peligrosos laberintos, prácticamente inaccesibles.

Estudió Arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, al tiempo que se entrenaba como buzo, siendo el primer mexicano en obtener el grado de instructor de buceo en cuevas sumergidas. Comenzó sus investigaciones sobre la cultura maya con el estudio de un libro de 450 años de edad, lleno de testimonios de la Inquisición española, que profundizaba en cómo, en su afán por erradicar la práctica religiosa de los mayas y de los sacrificios humanos, los españoles interrogaron y torturaron a los indígenas para obtener la ubicación de cenotes donde las ceremonias se llevaban a cabo.

Fue el primer investigador en relacionar los testimonios de la Inquisición, los textos sagrados y los misteriosos restos descubiertos en cuevas, por lo que ha enfocado sus investigaciones en resolver estos misterios, apoyándose en sus conocimientos sobre materia de arqueología, su experiencia en el estudio de huesos humanos y su habilidad como buzo de alto nivel en cuevas y cenotes.

Actualmente trabaja en el nuevo proyecto: “Escaneando el inframundo Maya”, el que tiene como objetivo analizar y reproducir los hallazgos en los cenotes, pero al mismo tiempo preservar y, sobre todo, no contaminar. Con ayuda de un software, creado por el Ingeniero y explorador de la National Geographic Society, Corey Jaskolski, quien ha enfocado sus esfuerzos en diseñar tecnología para la exploración, escanearon la superficie del cenote Holtún, que se encuentra a dos kilómetros de la pirámide de Chichén Itzá, con esto se puede hacer un reproducción 3D de los objetos, como cráneos, textiles, jarrones… de esta manera no se altera el entorno original en el que fueron depositados los objetos por los antiguos mayas. Por ahora tienen planeado escanear 10 cenotes, los cuales ya han sido autorizados por el INAH. También tienen planeado crear una App de buceo virtual y próximamente se publicará un libro del Dr. Guillermo de Anda sobre las connotaciones sexuales de las cuevas.


Tags asignados a este artículo:
aplicacióncenotesexploracionTecnologia

Artículos relacionados

Capturan y reubican un oso negro (Ursus americanus) que deambulaba en fraccionamiento Mil Encinos, en Montemorelos, NL

Guadalupe, Nuevo León, México, 9 de julio de 2018, México Ambiental.- Un ejemplar de oso negro (Ursus americanus) que deambulaba

Lesiones y crisis nerviosas y prevención de dengue y zika, atienden brigadas médicas de la UNAM en zonas afectadas por sismos

Ciudad de México, México, 3 de octubre de 2017, México Ambiental.- Un equipo de la Facultad de Medicina (FM), integrado

Detección de ondas gravitacionales: el descubrimiento del siglo

Morelia, Michoacán, México, 28 de marzo de 2016, México Ambiental.- Científicos de todo el mundo siguieron con atención el anuncio