Incorporan a protección como áreas naturales protegidas a humedales de Coahuila

Incorporan a protección como áreas naturales protegidas a humedales de Coahuila

Saltillo, Cohauila, México, 3 de abril de 2017, México Ambiental.- Durante la primera sesión ordinaria de 2017, del Consejo Estatal de Áreas Naturales Protegidas y Humedales Prioritarios del Estado de Coahuila, se informó sobre una reforma al decreto mediante el cual se establece el Consejo Estatal de Áreas Naturales Protegidas, que permite desde ahora la incorporación de humedales en un régimen de protección.

 

En esta sesión participaron la secretaria de Medio Ambiente del Estado de Coahuila, Eglantina Canales Gutiérrez; Carlos Sifuentes Lugo, director de la Región Noreste y Sierra Madre Oriental; Laura Martínez Pepin Lehalleur, encargada de la Dirección General de Desarrollo Institucional y Promoción, así como los directores de las Áreas Naturales Protegidas: Área de Protección de Flora y Fauna Cuatrociénegas y Área de Protección de Recursos Naturales Distrito de Riego 004 Don Martín, Juan Carlos Ibarra Flores y José Antonio Dávila Paulin, respectivamente.

 

Con esta acción, Coahuila reconoce la importancia de estos ecosistemas para su conservación, protección y uso racional, y para ello, se crearon dos nuevos órganos dentro del Consejo: el Subconsejo Técnico del Sitio Ramsar Cuatrociénegas y el Subconsejo Técnico del Sitio Ramsar Río Sabinas quienes en dicha sesión tomaron protesta.

 

Como parte de la coordinación entre el gobierno del estado de Coahuila con la CONANP, se emprendió la colaboración con la organización Rare, especializada en campañas integrales de mercadotecnia social que inspiran a las comunidades a sentir orgullo de sus recursos naturales para que adopten comportamientos más sostenibles. En particular, se unieron esfuerzos para llevar a cabo un taller de capacitación de 10 días, mediante el cual se permitan desarrollar capacidades locales y así promover cambios de comportamiento que beneficien la conservación de los humedales.

 

Todas estas acciones contribuyen a dar cumplimiento a lo que establece la Convención Ramsar, tratado intergubernamental del que México es parte desde 1986 y el cual promueve la conservación y el uso racional de los humedales mediante la participación de actores locales, nacionales e internacionales que ayuden a un desarrollo sostenible en todo el mundo.