Últimas noticias

INAH… sigue la austeridad

INAH… sigue la austeridad

Judith Amador Tello

Ciudad de México, México, 18 de septiembre de 2019, Proceso. – Hace tres meses, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, hizo una declaración a la prensa que sorprendió incluso a los propios trabajadores e investigadores de la institución, que este 2019 cumple 80 años de existencia:

“El INAH –dijo– es la gallina de los huevos de jade”.

En entrevista con el diario El Economista, del 10 de junio pasado, detalló que además de cultural la aportación del instituto es económica pues genera recursos, porque “al menos 14% de los visitantes” que vienen al país van a un museo o zona arqueológica:

“Ese 14% está representando algo más de 2.500 millones de dólares, mientras que el INAH cuesta 250 millones de dólares al año.”

Esos ingresos son los denominados recursos autogenerados. Pero el instituto no puede disponer de ellos en su totalidad. Hay todo un entramado reglamentario para que de las taquillas y demás lugares donde se captan, pasen a la Tesorería de la Federación y, finalmente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decide qué porcentaje le reasigna a la institución.

De ahí, el INAH cubre distintos gastos, entre ellos los salarios de los trabajadores eventuales (contratados por el llamado capítulo 3000, por ejemplo), programas de estímulo a la investigación y docencia, mantenimiento de zonas arqueológicas, monumentos históricos y los sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

El lunes 9 de septiembre, un grupo de académicos, entre ellos el antropólogo Bolfy Cottom, ofreció una conferencia de prensa en la Dirección de Estudios Históricos del INAH, para denunciar que desde enero de este año no se les han cubierto los pagos correspondientes a los programas de Estímulos al Desempeño a la Investigación y Estímulos a la Docencia.

La respuesta de las autoridades del INAH, mediante un comunicado, es que “desafortunadamente, para el ejercicio fiscal en curso” no cuenta con los recursos para cubrir esos pagos, y que la recuperación de los autogenerados “aún está en trámite” (a casi tres meses de terminarse 2019).

La diputada Claudia Báez Ruiz, del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social, presentó el 31 de julio pasado, una propuesta con punto de acuerdo para que el Congreso de la Unión exhorte a la SHCP a considerar la devolución “expedita” de los autogenerados “en un cien por ciento en el ejercicio 2019”.

E informó que durante 2018 el INAH obtuvo recursos autogenerados por 710 millones de pesos. Hasta mayo de este año se habían recaudado 350 millones. Incluye una tabla en la cual se muestra que este capital ha ido en incremento desde 2011, que fue de 153.77 millones. En 2017 fueron 680 millones.

Ya hay voces, entre investigadores y especialistas, que señalan la contradicción entre la situación financiera que ha puesto al INAH al borde de una crisis (precariedad laboral, déficit presupuestario, patrimonio afectado por los sismos de 2017, por citar sólo algunos conflictos) y el subejercicio en la administración pública, incluido el sector cultural.

Las propias autoridades del INAH han señalado siempre que el presupuesto es rebasado por las necesidades. La legisladora Báez pone en la argumentación de su punto de acuerdo que el INAH realiza una labor académica con más de 400 especialistas (son más de 800 en realidad, de base, más los contratados en los capítulos 1000 y 3000).

Se hace investigación en: arqueología, conservación del patrimonio cultural, antropología física, estudios históricos, etnología y antropología social, etnohistoria, lingüística, patrimonio mundial, registro público de monumentos y zonas arqueológicas, salvamento arqueológico, paleontología, arqueología subacuática y en ceramoteca de Teotihuacán, enlista Báez.

Y agrega que tiene bajo su resguardo 191 zonas arqueológicas y una paleontológica. No menciona los monumentos históricos que se cuentan por decenas de miles. Muchos de ellos afectados por los sismos de 2017 están a la espera de las obras de restauración, como la iglesia de Los Ángeles, que fue la más dañada, ubicada en la colonia Guerreo de la Ciudad de México.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, presentado por el titular de Hacienda, Arturo Herrera, ante el Congreso de la Unión el domingo 8 de septiembre, contempla un incremento para el INAH de 178 millones de pesos respeto del 2019, con lo cual recibiría 3 mil 918 millones de pesos.

Pero a decir de Cottom, el incremento cubre apenas la inflación.

Es decir, que al menos presupuestariamente, no se vislumbran soluciones a los problemas que acarrea el INAH desde hace algunas décadas.


Tags asignados a este artículo:
INAHMEXICO

Artículos relacionados

El hucarán Irma arriba al Caribe

Ciudad de México, México, 6 de septiembre de 2017, México Ambiental.- Arribó esta madrugada a las playas del mar Caribe,

Especialistas se reúnen en Xalapa, en el curso taller Introducción a la Comunicación de la Ciencia

Xalapa, Veracruz, México, 19 de enero de 2018, México Ambiental.- El Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos

En el Santuario Playa Ceuta en Sinaloa, detiene daño a ecosistema costero

Culiacán, Sinaloa, México, 4 de octubre de 2016, México Ambiental.- Después de una oportuna denuncia ciudadana por daños al ecosistema

Sin comentarios

Write a comment
Aún sin comentarios! Puedes ser el primero en comentar este artículo!

Escribe un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.
Los campos requeridos están marcados*