Últimas noticias

Great Bight australiano: la compañía energética noruega Equinor recibió aprobación ambiental para perforar en busca de petróleo

Great Bight australiano: la compañía energética noruega Equinor recibió aprobación ambiental para perforar en busca de petróleo

Adam Morton

Londres, Inglaterra, 20 de diciembre de 2019, The Guardian. – El gigante energético noruego Equinor obtuvo la aprobación ambiental por su controvertida oferta de perforación para explorar en busca de petróleo en la Gran Bahía Australiana.

La decisión, anunciada por el regulador federal de petróleo en alta mar el miércoles, significa que Equinor ha superado el segundo, y el más significativo, de los cuatro obstáculos regulatorios que debe superar antes de que pueda comenzar a perforar.

Los grupos de medio ambiente señalaron de inmediato un posible desafío legal a la decisión de la Autoridad Nacional de Seguridad Ambiental y Seguridad del Petróleo en alta mar, conocida como Nopsema.

La compañía dice que su plan muestra que la perforación en aguas a más de 2 km de la costa sur de Australia se puede hacer de manera segura. Los opositores dicen que Equinor no ha podido consultar adecuadamente con los grupos afectados, la batalla es un entorno marino único que incluye el vivero más importante del mundo para la ballena franca austral en peligro de extinción y los mares agitados hacen del sitio propuesto un lugar peligroso para perforar.

Nopsema dijo que había aprobado el plan después de una evaluación rigurosa que tomó casi ocho meses. Equinor aún necesita un plan de operaciones de pozo y un caso de seguridad de la instalación aprobado antes de que pueda comenzar la perforación.

Equinor dijo que la decisión de Nopsema fue un hito importante. Su gerente australiano, Jone Stangeland, dijo que la compañía había estado preparando su propuesta durante dos años y medio, manteniendo más de 400 reuniones con la comunidad y otras organizaciones.

La Wilderness Society dijo que el regulador había ignorado las preocupaciones de los científicos, los consejos costeros, los propietarios tradicionales y los grupos ambientalistas, y la decisión movilizaría aún más la oposición de la comunidad.

Peter Owen, director de la South Wilderness Society de Australia Meridional, dijo que el grupo estaba “atónito” por la decisión. Dijo que decenas de miles de personas se habían unido a una campaña de “lucha por la lucha” contra el desarrollo.

“Abrir un nuevo campo petrolero fronterizo de alto riesgo cuando nos precipitamos hacia un cambio climático catastrófico es una locura”, dijo Owen. “Ahora analizaremos nuestras opciones legales para proteger a los australianos de esta perforación riesgosa y no deseada”.

Equinor recibió por primera vez un título de petróleo sobre áreas en la ensenada en 2011. El sitio propuesto para el pozo Stromlo-1 se encuentra en aguas de más de 2.2 km de profundidad a casi 400 km de la costa sur de Australia.

Un análisis basado en una amalgamación de 100 simulaciones de derrames de petróleo descubrió que era posible que un derrame se extendiera a lo largo de la costa y hacia el océano entre Esperance en Australia Occidental, Sydney y Tasmania.

Nopsema dijo que había impuesto condiciones estrictas a su aprobación para garantizar un alto nivel de protección al medio ambiente en reconocimiento de los valores y sensibilidades únicos de la ensenada. Dijo que las restricciones incluían límites en la época del año en que se puede realizar la actividad e informes públicos regulares sobre el impacto ambiental.

La aprobación siguió a Nopsema el mes pasado y le pidió a Equinor que modifique y vuelva a presentar su plan ambiental para proporcionar más información sobre la consulta que realizó y sobre los riesgos que representan los derrames de petróleo. Era la segunda vez que se le pedía más información.

El Instituto de Australia dijo que sus encuestas sugirieron que una abrumadora mayoría de australianos deseaba que se le otorgara protección a la herencia mundial y que la mayoría de los australianos se opusieron a permitir que las compañías extraigan petróleo allí.

La portavoz del medio ambiente de los Verdes, Sarah Hanson-Young, dijo que la decisión fue un “espectáculo de terror previo a la Navidad” para Australia del Sur.

“Los australianos del sur no quieren que nuestra Gran Bahía Australiana se convierta en un campo petrolero”, dijo. “No quieren que un gigante petrolero extranjero destruya nuestra costa y uno de nuestros activos más preciados y preciados”.

Si se aprueba, Equinor planea comenzar a trabajar a fines de 2020 y se espera que las operaciones duren entre 30 y 60 días.


Tags asignados a este artículo:
Energiamundo

Artículos relacionados

Un iceberg del tamaño de Gran Canaria se desprende en la Antártida

Madrid, España, 1 de octubre de 2019, México Ambiental. – Un iceberg de unos 1.580 kilómetros cuadrados, el tamaño de

Agua potable al instante para los niños del mundo

Gabriela Cabrera Bogotá, Colombia, 28 de noviembre de 2019, CoolCloud. – En algunos países en vía de desarrollo un problema

La actividad del volcán Kilauea no cesa

Hawái, 7 de mayo de 2018, La Vanguardia.- Ríos de lava se expanden sin control por el sur de Hawai.