Empleos ambientales

Ver más

Aprendiz de reportera, México

Postúlate: La fecha límite para postularte al

Agenda ambiental

Ver más

Últimas noticias

Francia inventa el huevo que no mata a la gallina

Francia inventa el huevo que no mata a la gallina

Anna Argemi

París, Francia, 17 de diciembre de 2019, El País. – Cada año 100 millones de gallinas ponedoras son conducidas al matadero en Francia cuando cumplen los 18 meses porque a esa tierna edad ya no son suficientemente fecundas. Y sin embargo un ejemplar puede vivir de media unos seis años y hasta 10 si le dejan. Además, millones de pollitos macho son eliminados al nacer, porque las hembras son más valiosas. Los creadores de Poulehouse se dijeron que debería existir un sistema que permitiera comer huevos de otro modo.

La historia se remonta al 2016 cuando Fabien Sauleman descubre que todos los gallineros (incluidos los bio) viven como un hecho consumado esta realidad a sus ojos vergonzosa: provocan una masacre animal. Ese mismo año decide asociarse con Sébastien Neusch y Élodie Pellegrain para lanzar su proyecto del huevo que no mata la gallina. En septiembre de 2017 inician la comercialización en una cadena de supermercados francesa bio, Biocoop.

Las gallinas se mudan a la Casa de las Gallinas, donde viven jubiladas hasta que mueren por causas naturales

Para poder evitar las muertes asociadas a la producción de huevos, Poulehouse llegó a un acuerdo de entrada con la startup alemana Seleggt. Esta compañía ha creado una técnica, el sexage in ovo, a través de la cual se puede detectar el sexo del ejemplar antes de nacer, y por lo tanto se pueden incubar sólo las hembras y evitar así el nacimiento de machos, porque la industria los descarta ya de entrada.

En Alemania, por ejemplo, se eliminan cada año 45 millones de machos al nacer. De hecho, la práctica habitual consiste en triturarlos recién nacidos. En Francia esta práctica será prohibida a finales del 2021. Dos de los productores de huevos de Poulehouse aplican ya la selección previa de sexo por lo que esos huevos aseguran que la gallina no morirá ni tampoco ningún pequeño pollito macho.

Para garantizar la buena vida de la gallina Poulehouse trabaja además con productores bio y de ponedoras camperas, criadas todas al aire libre. Los ganaderos asociados firman un acuerdo por el cual se comprometen a no enviar las gallinas al matadero. Cuando estas ya no son productivas, hacia los 18 meses de vida, o bien el mismo ganadero las conserva, o bien las envía a otro especializado en animales de edad avanzada. O existe también una tercera vía: las jubiladas se mudan a la Maison des poules (casa de las gallinas, en francés), un verdadero santuario para ellas que dispone de un gran terreno gestionado por Poulehouse. Allí pueden vivir hasta que les sobreviene la muerte por causas naturales.

Y para mejorar su acogida, Poulehouse acaba de conseguir a principios de diciembre un préstamo de 300.000 euros. El dinero llega gracias a Miimosa, una plataforma de financiación participativa específica para proyectos del ámbito de la agricultura y de la alimentación. Poulehouse va a invertir el capital en investigaciones que mejoren las condiciones de vida de estos ejemplares.

No es casual que Francia innove en este terreno de cómo producir huevos sin sufrimiento ni muerte animal. En 2016 saltó a los medios el escándalo de las condiciones de vida de las gallinas ponedoras que viven en jaulas. Todo ello a raíz de un vídeo hecho público por la asociación de protección animal L214.

Las imágenes, grabadas con cámara oculta en una explotación de 200.000 ejemplares, mostraban a los animales tropezándose en jaulas estrechas y todos hacinados en medio de una montaña de excrementos. La indignación colectiva provocó que las grandes cadenas de distribución alimentaria decidieran en bloque ya entonces reducir y a la larga prescindir de los huevos procedentes de gallinas enjauladas.

El 58% de la producción francesa de huevos procede todavía de aves en jaulaa, un porcentaje que va reduciéndose ya que es dos veces menor que en el 2008. En España este tipo de producción representa el 82% del total. La asociación pro defensa de los animales Igualdad animal denunció hace más de un año la situación en la que viven estas gallinas con un reportaje elaborado en Italia.

Por otro lado, hay países realmente punteros como Suecia, quien prohibió este tipo de crianza ya en el siglo pasado, en 1994, o Austria, quien hizo lo propio en el 2004. Alemania prevé prohibirla en el 2025. ¿Cambiarán las prácticas algún día no muy lejano también en España y los supermercados se negarán en bloque a vender huevos de gallinas enjauladas? ¿Podremos un día comprar huevos que no matan a la gallina?


Tags asignados a este artículo:
Agropecuarias

Artículos relacionados

Namibia subasta 500 búfalos, 60 jirafas y 28 elefantes por la sequía

Madrid, España, 17 de junio de 2019, El País. – El Gobierno de Namibia venderá un millar de animales salvajes

Declaran estado de emergencia en región del Mar Rojo

Foto por Reuters Amán, Jordania, 22 de noviembre de 2018, Thomson Reuters Foundation. – Doce personas murieron por fuertes lluvias

La salvación del tigre al que usaron como mascota y luego abandonaron

Tarapoto, Perú, 14 de enero de 2020, El País. – Hace pocas semanas que un tigrillo (ocelote) fue encontrado deambulando