Fijan cuotas de captura de curvina golfina (Cynoscion othonopterus) Golfo de California

Fijan cuotas de captura de curvina golfina  (Cynoscion othonopterus) Golfo de California

Ciudad de México, México, 1 de marzo de 2016, México Ambiental.- La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) estableció la cuota de captura para el aprovechamiento de curvina golfina  (Cynoscion othonopterus) que asciende a 4,338 toneladas de peso entero, equivalentes  a 3,602 toneladas de peso eviscerado y a 89 toneladas 875 kilogramos de vejiga natatoria (“buche”), con una captura total máxima de 5.1 toneladas en peso eviscerado por embarcación para la temporada 2016.

Y determinó que el aprovechamiento del recurso comprende del 1 de septiembre y el 30 de abril, dado que existe un periodo de veda anual establecido para la protección de este recurso durante el 1 de mayo y el 31 de agosto de cada año.

Esta decisión se basó en el dictamen técnico RJL/INAPESCA/DGAIPP/965/2015, emitido por el Instituto Nacional de Pesca, por lo que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a través de la CONAPESCA emitió este dictamen que se publicó en el Diario Oficial de la Federación con fecha 17 de febrero de 2016 para entrar en vigor un día después.

Los términos serán aplicables a las unidades de producción con permiso vigente dedicadas al aprovechamiento de curvina golfina, con sitios de desembarque en San Felipe, Baja California; Golfo de Santa Clara, Sonora y el campo conocido como el Zanjón, en Baja California.

La disposición exceptúa a las embarcaciones autorizadas con  permiso de pesca comercial para la captura de curvina golfina pertenecientes a la etnia Cucapá, quienes deberán realizar las actividades de pesca de acuerdo a lo estipulado en la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, el Reglamento de la Ley de Pesca y la Norma Oficial Mexicana NOM-063-PESC-2005, conforme a lo expresado en el “Decreto Promulgatorio del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo”, donde se establece que los gobiernos deberán consultar a los pueblos indígenas, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles a afectarles directamente.