Connect with us

Contaminación

Estrategia nacional para evitar riesgos al ambiente por los plaguicidas en México

Published

on

Ciudad de México, México, 2 de noviembre de 2020, México Ambiental.- En México el uso de plaguicidas ha permitido aumentar y mantener la producción de alimentos, así como lograr otros beneficios sostuvo el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático en un documento público; sin embargo, también aceptó que son muchas las investigaciones que muestran en mayor o menor grado los impactos negativos que han provocado en distintas regiones del país.

Aunque han existido múltiples esfuerzos nacionales para lograr el manejo adecuado de estas sustancias a fin de evitar y reducir daños al ambiente, “… es claro que aún hace falta fortalecer y atender numerosas aristas para abordar los vacíos, omisiones, duplicidades, retrasos, inconsistencias y descoordinaciones que aún persisten en varios ámbitos”, señaló el INECC.

Por ello, afirmó, junto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) realizaron el Taller para la elaboración de una estrategia para evitar los riesgos al ambiente por los plaguicidas en México, el 10 de marzo de 2020, cuyo objetivo fue, elaborar una estrategia que integre las acciones prioritarias en México para reducir los riesgos al ambiente y a la salud ocasionados por el manejo de los plaguicidas, que sea el resultado de un trabajo conjunto entre las diversas instancias del gobierno federal, la academia, la sociedad civil y el sector privado, para impulsar medidas encaminadas a garantizar el derecho que toda persona tiene a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar.

El taller para la elaboración de la estrategia contó con la participación de 58 representantes de 29 instituciones, dependencias, organizaciones o empresas de los sectores gubernamental, académico, social, productivo e industrial.

Dentro de las acciones prioritarias más destacadas de la estrategia se incluyen la sustitución progresiva de los plaguicidas; llevar a cabo cursos y talleres de capacitación dirigidos a comunidades rurales, así como promotores de salud, médicos, enfermeras que atienden a esta comunidades; elaborar un manual de comunicación que considere la difusión de un acervo construido con la información sobre plaguicidas generada por todos los sectores; desarrollar estudios para generar evidencias útiles para la evaluación de riesgos a la salud humana y ecológica por el uso de plaguicidas; y proponer estrategias para realizar intervenciones con el fin de prevenir enfermedades derivadas de la exposición a plaguicidas.

Ver aquí: