Empleos ambientales

Ver más

Aprendiz de reportera, México

Postúlate: La fecha límite para postularte al

Agenda ambiental

Ver más

Feria Matemática de Morelia 2020 de la UNAM

Morelia, Michoacán, México, 11 de marzo de

Últimas noticias

Descubren fósil de tortuga marina gigante del Cretácito Tardío

Descubren fósil de tortuga marina gigante del Cretácito Tardío

Ciudad de México, México, 29 de julio de 2019, México Ambiental. – En 2008, un ejemplar de fósil de tortugas de la familia Protostegidae descubierto en una cantera de la Formación Austin, que se encuentra cerca de Ciudad de Jiménez, al norte de Coahuila, y posteriormente resguardado en la colección del Museo de Paleontología de Múzquiz.

Del género Desmatochelys se han encontrado y descrito hasta la fecha siete ejemplares en lo que ahora es Canadá (uno), Colombia (uno), Estados Unidos (cuatro) y norte de México (uno).

Con base en el ejemplar colectado en Coahuila, y como parte de su investigación doctoral “Taxonomía y sistemática de las tortugas fósiles del Mesozoico de México”, el paleontólogo universitario Oliver Ariel López Conde ha efectuado el primer registro de la tortuga marina fósil más grande descrita para México; pertenece a la familia Protostegidae y al género Desmatochelys.

“Hasta ahora no se había descrito formalmente nada acerca de este género de tortugas en el país”, comentó el estudiante del Posgrado en Ciencias Biológicas del Instituto de Geología.

Además, el ejemplar mexicano es el registro más sureño del Cretácico Tardío, con lo cual se amplía la distribución geográfica de estas tortugas a lo largo del Mar Interior de Norteamérica.

El fósil colectado en Coahuila es el ejemplar más grande que se conoce en México: mide un metro de largo por 80 centímetros de ancho, si bien de la familia Protostegidae hay otros géneros más grandes, como Archelon, con más de cuatro metros de longitud, y Protostega, con tres. Todos los ejemplares de estas tortugas extintas han sido colectados en Estados Unidos, principalmente en los estados de Dakota del Norte, Dakota del Sur y Texas.

No se ha podido realizar una descripción más completa del fósil coahuilense ya que carece de cráneo (probablemente perdió durante el trabajo de lajeado), pero hay elementos óseos conservados que permiten afirmar que es una tortuga marina del género Desmatochelys

A diferencia de otros ejemplares del mismo género colectados en Norteamérica, se describieron por primera vez las extremidades posteriores (ambas están bien conservadas y articuladas), lo que enriquece la descripción de estas tortugas del Cretácico Tardío. “Antes sólo se habían descrito algunas falanges, pero no las extremidades posteriores, de menor tamaño, pero también con forma de aleta”.

El fósil fue fotografiado para facilitar su análisis comparativo y su descripción taxonómica. Las imágenes obtenidas se pasaron por un filtro de luz, con que se pudo elaborar un esquema de su estructura ósea que López Conde incluyó en un artículo que reportará por primera vez este género de tortuga para México.

En cuanto a los elementos óseos que permiten saber que se trata del género Desmatochelys, se identificó a nivel de familia y de género, debido a la forma del caparazón y su reducción en la osificación; a las placas periféricas largas y delgadas con contactos serrados; al hioplastrón y el hipoplastrón, que son dos placas óseas de la zona abdominal del caparazón, cuyos bordes presentan terminaciones ramificadas; y al entoplastrón, con su característica forma en “T”.

Con la utilización de un filtro de luz se aprecian mejor todos los elementos de relevancia taxonómica: las vértebras caudales y el y el húmero, más grande y robusto que el fémur, porque este tipo de aleta es la que hacía la mayor fuerza para nadar.

A pesar de que se encontraron diferencias para clasificarla como una especie distinta de las dos previamente descritas (Desmatochelys lowii y Desmatochelys padillai), el ejemplar de Múzquiz sería asignado a una especie ya descrita.

Actualmente hay dos tortugas marinas que pueden medir hasta dos metros de longitud, una de ellas es la tortuga laúd; perteneciente a la familia Dermochelyidae, que en su momento también tuvo representantes durante el Cretácico Tardío.

Los principales géneros colectados en lo que fue el Mar Interior de Norteamérica son Archelon, Protostega y Desmatochelys, los cuales se extinguieron a finales del Cretácico Tardío.


Tags asignados a este artículo:
MEXICO

Artículos relacionados

288 toneladas de plástico se consumen al mes en Yucatán

Mérida, Yucatán, México, 28 de enero de 2019, La Verdad. – En Yucatán el uso del popote para consumir bebidas

Taller de Gestión de Ambientes Costeros y Marinos en el Golfo de México para estudiantes nicolaitas de posgrado

Morelia, Michoacán, México, 30 de junio de 2016, México Ambiental.- El Departamento de Vinculación y Desarrollo de la Universidad Michoacana

Mural por una agricultura ecológica, en Yucatán

Mérida, Yucatán, México, 17 de octubre de 2015, México Ambiental.- Promover la agricultura ecológica es un tema de suma importancia