Empleos ambientales

Ver más

Aprendiz de reportera, México

Postúlate: La fecha límite para postularte al

Agenda ambiental

Ver más

Feria Matemática de Morelia 2020 de la UNAM

Morelia, Michoacán, México, 11 de marzo de

Últimas noticias

Babosa rosa fluorescente, exclusiva de la cima de la montaña australiana, sobrevive a los incendios forestales

Babosa rosa fluorescente, exclusiva de la cima de la montaña australiana, sobrevive a los incendios forestales

Else Kennedy

Londres, Inglaterra, 28 de enero de 2020, The Guardian. – Una babosa rosa fluorescente, que se encuentra solo en la cima de una montaña en el norte de Nueva Gales del Sur, ha sobrevivido a los incendios forestales que quemaron gran parte de su hábitat alpino.

Alrededor de 60 de las babosas de colores brillantes del Monte Kaputar, que pueden crecer hasta un tamaño más largo que una mano humana, fueron vistas por los guardaparques del Servicio Nacional de Parques y Vida Silvestre después de las recientes lluvias en el parque nacional del Monte Kaputar.

El incendio de Kaputar quemó la zona durante más de seis semanas de octubre a diciembre de 2018, afectando a más de 18,000 hectáreas de tierra.

La montaña fue formada por un volcán ahora extinto, y alberga al menos 20 especies de caracoles y babosas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. El área ha sido identificada como una comunidad ecológica en peligro de extinción, la primera de su tipo en Australia.

Algunas de las babosas fluorescentes habrían logrado sobrevivir al fuego porque se habían “retirado a las grietas de las rocas” en el calor, dijo el malacólogo del Museo Australiano Frank Köhler.

Conoce a Triboniophorus aff. Graeffei, una babosa rosa fluorescente gigante que solo vive en un volcán extinto en Nueva Gales del Sur, Australia
(Foto: Michael Murphy)

Pero alrededor del 90% de la población de babosas, que también hiberna en la corteza y los árboles, habría muerto en el incendio, dijo.

Gran parte de las fuentes de alimento de las babosas (hongos, musgo y moho) también se habrían quemado por el fuego, pero Köhler dijo que estas especies deberían recuperarse relativamente rápido.

En los próximos meses, la babosa podría correr el riesgo de ser vista más fácilmente en el paisaje quemado por pájaros y mamíferos hambrientos, dijo Köhler, pero el color brillante también podría actuar como una advertencia para disuadir a los depredadores.

La inconfundible babosa es un “niño cartel para caracoles y babosas” debido a su color distintivo, dijo Köhler, “pero viene con una serie de otras especies que están amenazadas de manera similar por los incendios que no reciben la misma atención”.

La comunidad ecológica del Monte Kaputar incluye tres especies de caracoles carnívoros que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

¿Es una hoja? … No … ¿Es ladrido? … No … ¡Es Pinky! Babosa rosa Mt Kaputar FOTO: Anja Divljan Twitter

Mientras que la babosa del Monte Kaputar puede tardar alrededor de cinco años en recuperarse de los incendios, los caracoles podrían tardar 20 años, dijo Köhler, porque “su vida útil es más larga y producen menos descendencia”.

Es probable que su fuente de alimento, principalmente lombrices de tierra y otros caracoles, también haya sido muy afectada por los incendios.

Las babosas y los caracoles “son la base de todos nuestros ecosistemas”, dijo Köhler. “Son la fuente principal de alimento para muchos mamíferos y aves”.

Pero, aunque los invertebrados representan el 99% de todas las especies en Australia, “ni siquiera se acercan a la financiación representativa en investigación y conservación”, dijo.

“Las especies no existen independientemente de otras especies, y debemos tratar de mantener todo el sistema y todas las especies dentro de él contra impactos ambientales como los incendios”, dijo Köhler.

Los incendios forestales no son la única amenaza que enfrentan las especies únicas.

“No es probable que puedan adaptarse a un clima que cambia muy rápido”, dijo. “Es más probable que se extingan”, dijo Köhler.

“Un calentamiento de solo 2C sería suficiente para aniquilar a toda la comunidad [ecológica]”, dijo.

Debido a que las especies se encuentran en la cumbre de la montaña, “no podrán moverse más alto para escapar del aumento de las temperaturas”.

El parque nacional del Monte Kaputar todavía se ve afectado por los incendios forestales y está cerrado a los visitantes hasta el 28 de febrero.


Tags asignados a este artículo:
biodiversidad

Artículos relacionados

Bután: El país que no contamina

Bután, 15 de abril de 2016, Pablo M. Díez, ABC.- Todavía hay países que devuelven la esperanza en este mundo

El asteroide que acabó con los dinosaurios acidificó el mar miles de años

Miguel Ángel Criado Madrid, España, 22 de octubre de 2019, El País. – A la historia del asteroide que acabó

La serpiente venenosa más grande del mundo

Madrid, España, 24 de septiembre de 2018, El País. – La cobra real (Ophiophagus hannah) es la serpiente más venenosa