Connect with us

Áreas Naturales Protegidas de México

Áreas naturales protegidas de México, ¡disfrútalas y cuídalas!

Published

on

Ciudad de México, México, 2 de agosto de 2018, México Ambiental.- Las Áreas Naturales Protegidas son espacios de la naturaleza resguardadas por el gobierno de la República que conservan su estado original o no han sido significativamente alterados por las actividades del ser humano, estos sitios están abiertos a cualquier persona o grupos de personas que deseen conocer la riqueza biológica que atesoran y realizar en esos territorios actividades de recreación, lo cual genera recursos económicos a las comunidades asentadas en ellos, a la par que las involucra en el cuidado de los recursos naturales.

La Semarnat, a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, es la autoridad encargada de administrar, proteger y conservar el medio ambiente y los recursos naturales en las ANP.

El acceso a estos espacios es libre para la ciudadanía pero debe apegarse a una normatividad que promueve la conciencia ambiental en la sociedad, es decir, de respeto a plantas, animales y elementos naturales, e incluso vestigios arqueológicos, y, por supuesto, a las poblaciones que habitan en esos entornos.

Es importante saber cómo cuidar las ANP durante nuestra visita:

  • No tocar animales ni plantas, ni alterar su hábitat.
  • No arrojar basura ni comida dentro de la ANP. Los desechos producidos durante la visita deberán ser sacados del parque. No ensuciar ríos o lagos.
  • No se debe extraer ningún elemento de la ANP, sean plantas, animales, piedras, conchas, corales o cualquier objeto de origen terrestre o marino, por menos importante que parezca.
  • No alimentar ni molestar a los animales.
  • No fumar ni tirar colillas dentro de las ANP. El manejo de fogatas, en caso de que sean permitidas, deberá ajustarse al reglamento de cada ANP.
  • Conocer y respetar a las comunidades que ahí habitan.
  • Respetar a los otros visitantes no haciendo ruido excesivo o destruyendo lo que hace especial el área.
  • Respetar los caminos de acceso, no introducir vehículos en zonas de conservación.
  • Por propia seguridad, ubicar y contactar a los guardaparques.
  • Recordar que está prohibido rayar las paredes de las cuevas, los troncos de los árboles o las rocas.
  • Si hay desplazamiento en lancha, respetar la velocidad y las normas de operación que disponga la administración del parque.
  • Está prohibido portar armas de fuego y armas blancas.