Anillamiento récord de flamenco rosado (Phoenicopteus ruber) en Ría Lagartos, Yucatán

Anillamiento récord de flamenco rosado (Phoenicopteus ruber) en Ría Lagartos, Yucatán

Mérida, Yucatán, México, 31 de agosto de 2016, México Ambiental.- Como parte de las acciones de vigilancia y conservación de la colonia de flamencos rosados del Caribe (Phoenicopteus ruber), elementos de la Fundación Pedro y Elena, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y otras organizaciones de la sociedad civil, realizaron el anillamiento de 595 ejemplares de esta especie en la colonia de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos, en Yucatán, una cifra que se impone como nuevo récord al superar los 534 anillamientos de 2011.

 

De acuerdo a un reporte de la Conanp, el anillamiento es un procedimiento que permite obtener información sobre la biología de la especie para detonar acciones para su conservación.

 

Y es que sobre las aguas someras de Ría Lagartos, en el extremo norte de la Península de Yucatán, desde hace años se instala una colonia de anidamiento de flamenco rosado con alrededor de 70 mil individuos distribuidos, según la temporada del año, en Ría Lagartos, el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam y las Reservas de Biosfera de Celestún y Los Petenes, principalmente.

 

En esta temporada de anidamiento se contabilizaron poco más de 15 mil nidos, de los cuales los huevos de 13 mil de ellos lograron eclosionar.

 

El flamenco rosado del Caribe es una de las seis especies que existen en el mundo. Puede vivir de 25 a 30 años en forma silvestre y 50 en cautiverio. Pesa entre 2.2 y 2.8 kg, tiene una altura de entre 120 y 140 cms. y una envergadura de 150 cms. El color rosado de su plumaje se debe a la ingesta de pequeños crustáceos llamadas artemias, alimento preferido de los flamencos, los cuales concentran altas cantidades de carotenos.

 

Habita en México, Bahamas, Haití, Colombia, Venezuela y las Antillas Holandesas. Ponen un solo huevo al año que eclosiona de 28 a 30 días. Para su adecuado desarrollo, requiere de aguas bajas y arroyos de agua dulce.

 

De acuerdo a los especialistas de la Conanp, una población sana de flamencos indica que los ecosistemas de manglar se encuentran en buen estado. Los manglares son ecosistemas ricos en biodiversidad, hogar de cocodrilos, jaguares, más de 395 especies de aves residentes y migratorias, así como peces.

 

En este proceso de anillamiento efectuado bajo la supervisión del grupo de expertos de la CONANP, participaron decenas de voluntarios, entre guardaparques, científicos y pobladores de las comunidades locales, quienes son capacitados previamente. Este año participaron más de 150 personas, de los cuales hay técnicos y especialistas además de médicos veterinarios.

 

Para el anillamiento de los flamencos, se requiere que los polluelos tengan una edad de entre 75 y 80 días de nacidos. La fecha ideal para anillarlos son los últimos 10 días del mes de agosto. El anillamiento empieza antes del amanecer. Un grupo de especialistas los pesa y mide y después a cada una se le ponen dos anillos, uno metálico y otro plástico que portarán toda la vida.

 

El anillo de plástico tiene una serie de 4 letras que es el código alfanumérico de identificación del ave, como las placas de un automóvil, el metálico lleva los datos de contacto de la Fundación, teléfono y página web a la que se puede reportar cuando se encuentra el cuerpo un ave muerta.

 

A algunos ejemplares se les toman muestras de sangre y plumas para determinar estados de salud de la población.

 

En esta tarea, la organización civil Fundación Pedro y Elena Hernández, AC participa activamente desde 1999 a través del estudio, gestión gubernamental y comunitaria y acciones para la conservación de esta especie.

 

También desde hace algún tiempo se cuenta con la asesoría técnica y apoyo de becarios de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR); la iniciativa privada como la Fundación BEPENSA, AC; la Industria Salinera de Yucatán, SA (ISYSA) y la empresa Africam Safari, que son parte fundamental en este importante proceso para la conservación del flamenco y su hábitat.

 

La participación de los pobladores locales es fundamental, por lo que la CONANP en coordinación con esta organización buscará orientar a las comunidades en acciones encaminadas a la conservación del flamenco y sus lagunas costeras. Para ello, han integrado a un grupo de mujeres de la comunidad de las Coloradas en Ría Lagartos en el proceso de capacitación para el monitoreo de la especie.



Artículos relacionados

México intensifica acciones para la protección de la vaquita marina

Ciudad de México, México, 17 de mayo de 2016, México Ambiental.- Las secretarías de Marina, de Medio Ambiente y Recursos

Descenso de temperaturas se prevé en el noreste, el oriente y el centro de México

Ciudad de México, México, 9 de enero de 2019, México Ambiental. – Hoy, la masa de aire que impulsa al

Ubica un refugio

Ciudad de México, DF, México, 23 de octubre de 2015, México Ambiental.- La SEMARNAT exhorta a la población que se