Científico mexicano asegura que no hay evidencias de efectos nocivos en salud humana y medio ambiente por consumo de transgénicos

Científico mexicano asegura que no hay evidencias de efectos nocivos en salud humana y medio ambiente por consumo de transgénicos

Francisco Bolívar Zapata, coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República habló de los organismos transgénicos, sus beneficios y la ausencia de daño. Foto: UAM

Ciudad de México, DF, México, 10 de agosto de 2015, México Ambiental.- Categórico, el coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República de México, el científico Francisco Bolívar Zapata aseguró que no existe evidencia científica que determine que el consumo de alimentos transgénicos genere efectos nocivos a la salud humana o que impacte negativamente la biodiversidad. Al contrario: se ha documentado que el uso de cultivos transgénicos reduce y en algunos casos elimina completamente el uso de insecticidas químicos, lo que es de un “… extraordinario valor para contender con problemáticas vinculadas al cáncer provocado por estas sustancias”.

El funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto es investigador y miembro de El Colegio Nacional. Por su trabajo, ha destacado en el área de la Biología Molecular y la Biotecnología. Hace un mes, el 7 de julio, presentó en la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en la Ciudad de México, una serie de conferencias sobre los organismos transgénicos, sus grandes beneficios y la ausencia de daño.

Doctor Honoris Causa por la UAM e investigador emérito de la UNAM, Bolívar Zapata sostuvo que si bien “… no habrá nunca unanimidad en su aceptación debido a importantes intereses que están en juego”, la evidencia científica acumulada y los documentos elaborados por expertos y academias de ciencias “… permiten alcanzar el consenso de que (los transgénicos) son seguros de utilizar y su uso es cada vez más frecuente en el planeta, sin que agencias sanitarias como la FDA en Estados Unidos, la COFEPRIS en México y la EFSA en Europa hayan retirado del mercado ningún producto transgénico de los que ya se consumen.

Ponderó los logros alcanzado en materia de organismos genéticamente modificados. Aseguró que con la aplicación de la biotecnología, la idea es lograr un uso responsable y sustentable de la biodiversidad, mediante el desarrollo de tecnología eficaz, limpia y competitiva, para facilitar la solución de problemas importantes en el medio ambiente, así como en sectores como los de la salud, el agropecuario y el industrial.

Con el desarrollo de las técnicas de la ingeniería genética, la biotecnología ha alcanzado una nueva dimensión y hoy es posible aislar genes específicos de un organismo y transferirlo a otro, lo que genera una nueva capacidad en el organismo receptor, indicó.

Aseveró que el objetivo de crear estos organismos es ayudar a resolver problemas, con la certeza de que son seres vivos de bajo riesgo y por ello tienen un menor impacto en el medio ambiente, la biodiversidad y en la salud humana y animal.

Los transgénicos han sido utilizados comercialmente. En las farmacias, se comercializan medicamentos de origen transgénico o recombinante como la insulina, interferones o anticoagulantes de la sangre, para contender con varias problemáticas de la salud; sin estos transgénicos no sería posible producir las cantidades requeridas por el mercado, citó.

Habló que las plantas transgénicas se cultivan desde 1996 y 20 años después se sostiene su cultivo sin que hasta la fecha se hayan reportado efectos nocivos para la salud humana o para la biodiversidad. Por el contrario, han permitido reducir el uso de pesticidas y por lo tanto en un menor impacto en el medio ambiente.

No podía faltar la referencia al maíz y la soya transgénica. Estas plantas se consumen en muchos países y cada vez es mayor el número de hectáreas que se cultiva con plantas transgénicas.

En 2013 se sembraron con propósitos comerciales cultivos genéticamente modificados en 27 países por cerca de 18 millones de agricultores. En 2014, 96 por ciento del maíz que se cultivó fue transgénico y México importa 30 por ciento de maíz amarillo de Estados Unidos para forraje; pero que no se usa sólo con ese fin pues tiene usos importantes para el consumo humano al encontrarse en cereales, harinas y aceites.

Y se producen alimentos de origen pecuario como leche, huevo, carne de pollo, cerdo y res, provenientes de animales alimentados con maíz transgénico amarillo.

Bolívar Zapata explicó la inocuidad y bajo riesgo de los organismos transgénicos y sus productos. Ahora mismo se ha conjuntado una gran cantidad de información en revistas científicas sobre la investigación de la seguridad, la inocuidad, los efectos y los beneficios de los cultivos transgénicos en la salud, la agricultura y el medio ambiente.

La conclusión es que las plantas genéticamente modificadas, son equivalentes nutricionalmente a sus contrapartes convencionales y que pueden usarse de manera segura en alimento humano y para forraje.

La transferencia horizontal de material genético es un fenómeno que ocurre diariamente en todas las especies, y los virus y las bacterias son los principales responsables de este fenómeno, aseguró confiado.

Este tipo de transferencia permite que ADN de una especie pueda ser transferido a otra. “Cada vez se acumula más evidencia que indica que este tipo de fenómeno ha jugado un papel importante, conjuntamente con otros mecanismos, en la evolución de las especies y en la estructuración y reorganización de los genomas”, dijo textualmente.

El fenómeno de la transferencia horizontal de material genético ocurre cotidianamente en las bacterias que reciben e incorporan material genético, gracias al llamado fenómeno de transformación. En nuestro genoma y en el de todos los organismos vivos hay material genético repetido, probablemente de origen bacteriano o viral llamado “transposones” que representa al menos 30 por ciento del genoma humano. En el maíz los transposones constituyen 85 por ciento de su genoma.

Comentó que los transposones son secuencias de DNA que pueden traslocar su posición en el genoma, es decir, pueden brincar de un lugar a otro, inclusive entre cromosomas, por lo que han jugado y siguen jugando un papel importante en la reorganización y evolución del genoma.

En el maíz, los granos de colores diferentes en una mazorca son resultado de este tipo de fenómeno que indica la gran plasticidad del genoma y que ocurre en un mismo individuo.

Las técnicas para construir los organismos transgénicos son procesos muy similares a los que ocurren cotidiana y permanentemente en la biota como parte de los procesos de reorganización de los genomas de las células vivas, y es parte del proceso de la evolución, afirmó.

Bolívar Zapata dijo que la utilización del conocimiento científico y de la tecnología en este marco de los cultivos transgénicos, se da en forma responsable y respetuosa de la salud humana y animal y cuidando el medio ambiente, conforme a la aplicación de un marco jurídico adecuado y tras un análisis detallado de las ventajas y los riesgos que representa el uso o no, de una tecnología particular para la solución de algún problema.

Al presentar al Dr. Bolívar Zapata, el doctor Salvador Vega y León, rector general de la UAM, destacó que el investigador ha dedicado su vida científica a la docencia y la investigación de la Biotecnología, una de las altas especializaciones de la ciencia contemporánea de mayor impacto en nuestra vida cotidiana, pues entre otras de sus aplicaciones, ha permitido configurar nuevos enfoques para enfrentar enfermedades, desarrollar tratamientos de salud y mejorar los sistemas alimentarios para la población mundial.



Artículos relacionados

Conocimiento tradicional, diversidad biológica y cultural en COP13

Cancún, México, 12 de diciembre de 2016.- Realiza la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y la

Norte y noreste del país con vientos fuertes y bajas temperaturas

Ciudad de México, México, 8 de mayo de 2017, México Ambiental.- El Frente Frío Número 46, que se extenderá desde Chihuahua

Séptimo Operativo Nacional en Aduanas y Carreteras 2017; Profepa verificó 27,674 toneladas de sustancias y residuos peligrosos

Ciudad de México, México, 25 de octubre de 2017, México Ambiental.- Durante el Séptimo Operativo Nacional en Aduanas y Carreteras